Aeronáutica

Eurocopter pide un esfuerzo al Gobierno para mantener el trabajo en Albacete

El presidente de Eurocopter, Lutz Bertling, advierte que el Gobierno tiene que impulsar nuevos contratos para el helicóptero EC-135 que garanticen la carga de trabajo en la planta de Albacete ante la caída del mercado civil.

El mercado de helicópteros civiles en España, como en todas partes, está cayendo dramáticamente. Esto convierte los pedidos por parte de la Administración en clave". Así de claro se expresó ayer el presidente de Eurocopter, Lutz Bertling, en una entrevista concedida a Cinco Días, poco después de que la filial de EADS hiciera público la puesta en marcha de un plan de ajuste (llamado Shape) para hacer frente a la crisis.

En lo que va de año, el grupo está sufriendo una caída del número de nuevos contratos cercana al 70% respecto a 2008 (el doble de lo esperado), en especial por la contracción del mercado civil y del nicho de los helicópteros de menor tamaño, como los turísticos, los VIP o los de negocios. "Esto significa que 2010 y 2011 van a ser complicados, porque una caída en los pedidos se traducirá en menos helicópteros en producción y menores ingresos para los próximos ejercicios", señaló.

Pedidos civiles

Eurocopter sigue viendo España como un mercado en crecimiento

AIRBUS GROUP 62,83 0,77%

Esta situación afecta a la planta de Eurocopter en Albacete, donde se encuentra la cadena de montaje de uno de los modelos de aeronave que puede sufrir esta crisis, el EC-135. Según explicó Bertling, esta línea de montaje no va a poder llenarse en los próximos dos años con pedidos civiles, ni siquiera si se trasladan parte de los encargos procedentes de otros países. Por eso insistió en que el Gobierno y las administraciones no demoren sus planes de compra. "El mercado civil no podrá compensar los retrasos", añadió. Entre los compradores de este helicóptero figuran el Ministerio del Interior, la Unidad Militar de Emergencias o el Ejército de Tierra.

El máximo responsable de Eurocopter tiene claro que el crecimiento y la creación de empleo en la planta (que concentra a 500 de los 600 trabajadores que la empresa tiene en España) dependen a corto plazo del éxito del EC-135. A partir de 2012, el peso recaerá en los programas militares, como el del Tigre y el del NH90. En cualquier caso, precisó que España es un mercado en expansión. Según cálculos de la empresa, en las últimas dos décadas el mercado español ha crecido una media del 4,8% anual y tiene potencial para sumar unos 350 nuevos helicópteros hasta 2020.

El centro de Albacete también se va ver afectado por el plan Shape que lanzó ayer la compañía. Lutz Bertling explicó que la iniciativa pretende, en primer lugar, conseguir unos ahorros anuales de 200 millones de euros a partir de 2011, de forma que se logre reducir los costes estructurales de la compañía en un 15%. En segundo lugar, se va a tratar de liberar la mayor cantidad posible de efectivo, en especial con una gestión más acertada de los inventarios, que se reducirán de forma considerable. "Estas son medidas a corto plazo para hacer frente a la crisis", aseveró.

Con la vista puesta a medio y largo plazo, la compañía también va a empezar a aplicar medidas para optimizar sus procesos de toma de decisiones a todos los niveles para conseguir una organización "más rápida y competitiva". En principio, la empresa no prevé ni despidos ni ajustes temporales de plantilla, y pretende respetar los compromisos sociolaborales pactados en cada país.

El último pilar del plan pasa por un aumento de las inversiones en I+D para desarrollar nuevos productos y servicios que permitan a Eurocopter hacer frente a la competencia. En 2010, la empresa prevé desembolsar un 20% más que este año en este campo, tras el aumento del 25% ya registrado respecto a 2008.

Abierto a la presencia de un español en el comité ejecutivo

Lutz Bertling está abierto a dar entrada a un directivo español en el comité ejecutivo de Eurocopter. Pero lo hará en un proceso de selección en igualdad de condiciones con otros candidatos.

"No miro las nacionalidades a la hora de elegir candidatos para el comité ejecutivo. Al final, el criterio es el del mejor candidato para cada puesto", afirmó.

El Gobierno ha aprovechado la negociación del pacto de integración de la antigua EADS-CASA en Airbus con los responsables de EADS para tratar de conseguir que haya un directivo español en cada uno de los comités ejecutivos de las filiales del consorcio aeroespacial. Algo que el Ejecutivo ha logrado en divisiones donde no tenía representación, como en la de Defensa y Seguridad (con Enrique Barrientos), pero que se le resiste en Eurocopter. "Invito a los aspirantes españoles a solicitar un puesto cuando quede de nuevo una vacante en el comité", agregó Bertling.

Un nuevo helicóptero para sustituir al Dauphin en 2010

El esfuerzo inversor en programas de I+D que va a acometer Eurocopter tiene como fin mantener su liderazgo en el sector y evitar perder terreno en mercados emergentes frente a rivales como Bell o AgustaWestland. Una estrategia que incluye que, cada año, se produzca la entrada en servicio o el primer vuelo de un helicóptero totalmente nuevo o de una versión de un modelo ya en el mercado.

En el campo de la novedades, Bertling citó el arranque del programa X4 para el desarrollo de un helicóptero de entre cuatro y cinco toneladas que se lanzará a mediados de 2010 y que sustituirá al EC-155, uno de los modelos de la familia Dauphin. Su desarrollo conllevará unos 600 millones de inversión.

También se mostró dispuesto a participar en un futuro helicóptero militar pesado, un proyecto que la Agencia Europea de Defensa estudia con EE UU. Algo que haría con un socio americano y sólo si hay una demanda "clara" por parte del mercado.

Las cifras

20% es lo que prevé aumentar Eurocopter sus inversiones en I+D para 2010.

200 millones anuales quiere ahorrar a partir de 2011 con su plan de ajuste.

590 entregas de helicópteros espera completar este año, con una facturación similar a la de 2008, de 4.500 millones de euros.