La brasileña GVT, en la mira de Telefónica y Vivendi, vuelve a zona de ganancias

La brasileña Global Village Telecom (GVT) informó hoy de que obtuvo ganancias por 57,2 millones de reales (unos 33,1 millones de dólares) en el tercer trimestre de 2009 y revertió así los resultados negativos del mismo período el año anterior.

En el mismo trimestre de 2008 la empresa había arrojado pérdidas por 14,8 millones de reales (unos 8,5 millones de dólares), resultado que, según la compañía fue causado por la influencia del efecto cambiario sobre la deuda.

GVT, que está en la mira del grupo francés Vivendi y de la española Telefónica, señaló que su facturación entre julio y septiembre últimos fue de 442,3 millones de reales (unos 256,4 millones de dólares), el mejor resultado trimestral de la empresa.

Según el balance divulgado hoy, la facturación creció el 27,3% en comparación con el tercer trimestre del año pasado.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) creció el 30,9%, para llegar a los 172,8 millones de reales (unos 100,1 millones de dólares).

La empresa, con sede principal en la sureña ciudad de Curitiba, vendió en el periodo 247.194 líneas telefónicas, de internet, de banda ancha y de transmisión de datos, que representan un salto del 166,4% con respecto a las ventas de julio a septiembre de 2008.

A comienzos de septiembre, Vivendi llegó a un acuerdo para hacerse con el 20% de GVT y luego indicó que haría la misma oferta, de 42 reales (unos 24,3 dólares) por cada acción, para asumir el control total de la compañía, en una operación calculada en 5.400 millones de reales (unos 3.130 millones de dólares).

Telefónica, a su vez, presentó a través de su subsidiaria brasileña Telesp una oferta similar con un precio de 48 reales (unos 27,8 dólares) por cada título, en un negocio que podría llegar a los 6.500 millones de reales (unos 3.768 millones de dólares).

Para estudiar las propuestas, el Consejo de Administración de GVT, contrató el pasado viernes los servicios del Credit Suisse y del Goldman Sachs como consultores financieros de la oferta pública de adquisición.