Inmobiliario

Reyal Urbis paraliza temporalmente la actividad de promoción

Reyal Urbis comunicó ayer a la CNMV que ha presentado una propuesta de solución integral para la refinanciación que incluye "la paralización temporal de la actividad de promoción (excepto determinados proyectos que se encuentran en fase muy avanzada)". Esta medida se incluye dentro de un plan de contención y reducción de costes.

La inmobiliaria que preside Rafael Santamaría ha propuesto también el nombramiento de un representante de los acreedores que supervise la ejecución del plan de negocio. Asimismo, dicha propuesta incluye la carencia del principal e intereses hasta el 31 de diciembre de 2012.

El planteamiento incluye también "una línea de financiación puente para garantizar la ejecución del plan de negocio amortizable con el producto de un plan ordenado de venta de activos". Cabe la posibilidad de "amortización parcial del crédito sindicado mediante ventas de activos a las entidades miembro de dicho sindicado".

La citada propuesta de refinanciación permitiría estabilizar la actividad de la sociedad en el medio/largo plazo ya que, conforme al plan de negocio asociado a la misma, a partir de 2012, los ingresos recurrentes de la compañía (patrimonio y hoteles), excluyendo la actividad promotora, serían suficientes para cubrir los costes fijos y de estructura de Reyal Urbis. Por otra parte, la posibilidad de amortizar el crédito sindicado mediante entrega de activos permitiría aliviar la carga financiera de Reyal .

"A fecha de hoy (por ayer) la sociedad no ha alcanzado acuerdo alguno con sus entidades financiadoras al respecto", subrayó ayer la inmobiliaria de Santamaría.