Fusión

La nueva Ferrovial comenzará a cotizar el 7 de diciembre

La nueva Ferrovial, compañía que surgirá de la fusión con su filial Cintra, comenzará a cotizar en bolsa el próximo 7 de diciembre al precio de los títulos de esta última en ese momento, informó hoy el presidente de la empresa, Rafael del Pino.

El máximo representante de la compañía hizo estas declaraciones en rueda de prensa posterior a la junta de accionistas, en la que se aprobó la fusión de Ferrovial con su filial concesionaria, que controla con el 70% del capital.

Los accionistas de Cintra también deberán dar el visto bueno a la fusión en la junta convocada para el próximo jueves, requisito indispensable para que se inicien los trámites. El proceso durará 30 días, un tiempo que debe darse para una posible oposición de acreedores, transcurridos los cuales la fusión será inscrita en el Registro Mercantil y comenzará a cotizar.

"Es un hito singular", dijo el máximo representante de Ferrovial durante la junta de accionistas, dado que se trata de una fusión inversa, en la que la filial absorberá a su matriz, mediante el canje de cuatro títulos de Cintra por cada uno de Ferrovial. Del Pino resaltó la ecuación de canje "que favorece a ambas empresas y a sus accionistas", algo que ya se ha reflejado en sus cotizaciones, ya que desde el anuncio del proyecto de fusión el pasado junio los títulos de Ferrovial se han revalorizado en torno al 30% y los de Cintra, un 70%.

FERROVIAL 17,68 0,00%

Tras la junta de accionistas, el Consejo de Administración de Ferrovial nombró al hasta ahora director general, Íñigo Meirás, consejero delegado de la compañía, en sustitución de Joaquín Ayuso, quien también ha sido nombrado vicepresidente.

El Consejo de Administración de la nueva Ferrovial estará formado por los once miembros actuales, a los que se sumará Jose Fernando Sánchez Junto, como independiente, y Meirás, como ejecutivo. Para hacer frente al canje de acciones, Cintra abordará una ampliación de capital, tras la cual la familia Del Pino, propietaria del grupo Ferrovial, con un 58,3% a través de Portman Baela, perderá el control de la mayoría del nuevo grupo, al caer su participación al 44,6%.

Preguntado sobre la posibilidad de que aumente su participación en la nueva compañía, Del Pino explicó que "no hay ningún plan" para ello, así como que tampoco "buscan ningún socio" de apoyo. La nueva compañía trabajará en los negocios constructor, servicios, concesiones de autopistas y aeropuertos, como núcleo de su plan estratégico, del que no se aportaron cifras.

Para ello se centrará en proyectos de autopistas y desarrollo de infraestructuras nuevas, dijo De Pino, y llevará a cabo desinversiones en aquellos más maduros. Entre las desinversiones que planea el grupo, destaca la del aeropuerto de Gatwick, cuya venta se espera cerrar en las próximas semanas, así como la de sus autopistas chilenas y los activos inmobiliarios de su filial aeroportuaria BAA, aunque aún no se tienen plazos previstos.

Preguntado por su participación en la privatización del gestor aeroportuario español AENA, el nuevo consejero delegado del grupo, Íñigo Meirás, dijo que dependerá de la estructura del accionariado que busque el Ministerio de Fomento. "A nosotros como grupo nos interesa el mundo de las infraestructuras del transporte, pero aquellas en las que podamos aportar algo en su gestión", dijo Meirás, por lo que si "así fuera lo miraremos con mucho cariño, pero si lo que buscan es un inversor financiero, nosotros no lo somos".

Meirás recalcó que la fusión no supondrá más despidos que los que se dan también en épocas de crecimiento. Acerca de la reforma laboral, Del Pino defendió que busca "hacer de España una economía competitiva", ya que "hay un problema de fondo que hay que arreglar entre todos" para conseguir un "mercado más competitivo".