Comunicación

Familiares y amigos se despiden del periodista Andrés Montes

Los restos mortales de Andrés Montes han sido incinerados hoy en el Tanatorio de La Paz, en Tres Cantos (Madrid) en presencia de familiares y amigos íntimos, quienes dieron el último adiós al emblemático periodista deportivo.

Andrés Montes, de 53 años, fue hallado muerto el viernes pasado en su domicilio madrileño, situado en el barrio de Chamberí.

Entre los presentes a la incineración, a las 11 horas, se encontraban muchos periodistas deportivos de las diferentes cadenas en las que Montes trabajó, entre ellos, Toñín Llorente, Nico Abad, Antoni Daimiel, Felipe de Campo, y también algún jugador de baloncesto con el cual le unía una íntima amistad tras tantos años retransmitiendo partidos de baloncesto, como José Luis Llorente.

Toñín Llorente, en declaraciones a Efe, le calificaba como "un hombre diferente, genuino, con una personalidad muy acusada, y que nos hacía pasar siempre momentos diferentes porque él era una persona que no era igual a nadie". Toñín confesaba que el fallecimiento de Montes había sido "una sorpresa desagradable" para todos sus allegados.

Nico Abad, presentador de Cuatro, recordaba los diez años que trabajaron juntos en Canal Plus, con las retransmisiones de la NBA y señalaba que antes de trabajar con Montes él era "un fan" suyo, le escuchaba en Antena 3 Radio y Onda Madrid, y un día mientras él trabajaba en "El día después" decidió hacerle un reportaje.

Así, consideraba que había contribuido con su "granito de arena" para que pudieran trabajar juntos y el periodista entrase en televisión.