Inmobiliaria

La inversión de los extranjeros en viviendas españolas se desploma hasta cifras de 2000

La inversión realizada por extranjeros en la compra de inmuebles en España ascendió en el segundo trimestre del año a 860 millones de euros, importe que no se veía desde el primer trimestre del 2000, cuando alcanzó los 777,6 millones de euros.

De acuerdo con los últimos datos del Banco de España, el importe invertido por los extranjeros en el sector inmobiliario residencial español se redujo el 40,3% respecto al mismo periodo de 2008, cuando alcanzó los 1.441 millones.

El dato registrado entre abril y junio contrasta con el obtenido en el segundo trimestre de 2004, en pleno esplendor del mercado inmobiliario, cuando con 1.931 millones de euros marcó la inversión máxima, más del doble de la obtenida ahora.

La caída de la inversión extranjera en inmuebles en España ha mantenido desde entonces una tendencia a la baja, sobre todo a partir del último trimestre de 2007, cuando se contabilizaron 1.460 millones de euros, que coronaban un año en el que se había recuperado la inversión extranjera en el país.

Peores tiempos atraviesa la inversión española en viviendas en el exterior, ya que en el segundo trimestre del año registró cifras nunca conocidas.

Entre abril y junio los españoles apenas invirtieron 1,1 millones de euros en viviendas fuera de España, frente a los 197,3 millones de los tres meses anteriores y los 548,3 millones contabilizados en el mismo periodo de un año antes.

El dato obtenido en el segundo trimestre de 2009 es el más bajo del histórico del Banco de España, por debajo incluso de los 1,4 millones contabilizados de enero a marzo de 1994, y con la excepción del tercer trimestre de 1995 cuando hubo una inversión negativa de 1,2 millones

La tendencia creciente de la inversión española en vivienda fuera del país alcanzó el máximo con 925 millones de euros en el segundo trimestre de 2007, a partir de entonces comenzó a caer pero nunca a tasas como las experimentadas en el último periodo