Comunicado

National Express se desploma un 23% tras la retirada de la oferta de Los Cosmen

El consorcio integrado por la familia Cosmen y la firma de capital riesgo CVC ha decidido retirar la oferta de compra sobre el grupo británico de transporte National Express por un importe de 876 millones de euros, anunció hoy la compañía británica en un comunicado a la Bolsa de Londres.

En la actualidad, el consorcio estaba realizando una 'due diligence' (auditoría de cuentas) sobre el grupo para determinar si formulaba la oferta definitiva de compra.

La oferta de los Cosmen y CVC, la segunda que presentaron sobre el grupo británico de transportes, tenía carácter de "final e indicativa". El lanzamiento de la propuesta "formal vinculante" estaba vinculado a la refinanciación del grupo, tras una negociación de los préstamos bancarios de National Express, y a la realización de la referida auditoría.

Fuentes financieras descartaron que haya surgido problema alguno en el proceso abierto para renegociar la deuda del grupo de transportes, con lo que se señala a algún aspecto encontrado en la ''due diligence'' como causa de la retirada de la oferta.

Pese a la decisión final de no ofertar por National Express, los Cosmen indicaron su voluntad de apoyar al grupo en la búsqueda de las posibles soluciones a su situación e incluso a "intentar apoyar una ampliación de capital si se cumplen determinados parámetros".

Los Cosmen ya son primer accionista, con un 18,5% de su capital, de National Express, empresa que está presente en España a través de Alsa y Continental Auto.

Oferta mejorada

Esta familia, junto con CVC formularon a finales de agosto una propuesta de compra sobre el grupo que posteriormente mejoraron a comienzos de septiembre. Esta última oferta estaba valorada en un total de 2.078 millones de euros, al sumar el precio de compra y la deuda de la compañía (unos 1.200 millones de euros según los oferentes unos 1.100 millones de euros, según los últimos datos de la empresa).

El consorcio que lidera la familia española tenía previsto financiar el total de la operación mediante fondos propios aportados por ambos y por otros asesorados por la firma de capital riesgo. Asimismo, contaban con respaldo financiero de BBVA, Santander y La Caixa.

Además, contaban con un "principio de acuerdo" con el también grupo británico de transportes Stagecoach para vender a esta empresa activos ferroviarios y de autobuses de National Express en el Reino Unido, en caso de que la operación saliera adelante.

En el momento de presentar la oferta, los Cosmen y CVC mostraron su "firme convicción" de que era "la mejor opción" para dotar de "estabilidad y seguridad, tanto financiera como operativa", a National Express y para generar valor a la firma, sus accionistas, empleados y pasajeros, y al propio Gobierno de Reino Unido.

En el parqué londinense, las acciones de National Express han caído un 23,4%.