Política internacional

Principio de acuerdo en Honduras entre Zelaya y Micheletti

Los negociadores del presidente derrocado de Honduras, Manuel Zelaya, y del presidente ''de facto'', Roberto Micheletti, llegaron este miércoles a un acuerdo que podría resolver la crisis abierta en el país tras el golpe de Estado ocurrido hace tres meses, informó el negociador de Zelaya Victor Meza, quien añadió que el pacto tiene que ser aprobado aún por Zelaya y Micheletti.

"Hemos logrado consensuar un texto único que será sometido a la discusión y análisis del presidente Manuel Zelaya Rosales y del señor Roberto Micheletti", dijo a periodistas Víctor Meza, ministro de Gobernación del depuesto mandatario.

Agregó que las comisiones no pueden hablar sobre el contenido del texto porque el acuerdo de las comisiones es "mantener en discreción ese texto hasta no conocer en directo" la opinión de sus "mandantes".

"Las dos delegaciones consensuamos el texto, pero ese texto tienen que estar sometido a la opinión, al análisis", subrayó Meza tras un receso de las comisiones de diálogo de Zelaya y Micheletti, que se reúnen en un hotel de Tegucigalpa.

En ese sentido, no precisó en que términos se podría producir un eventual regreso de Zelaya al poder, punto central del acuerdo que comenzó a discutirse la semana pasada.

La representación de Zelaya se trasladó durante el receso a la Embajada de Brasil, donde el depuesto presidente permanece desde el 21 de septiembre pasado.

"Si lo consensuamos es porque nos parece aceptable, porque coincidimos en que un texto de esa naturaleza podría ser la puerta para encontrar la salida", expresó Meza, quien además destacó que él "no hablaría de un fin de la crisis política, pero sí de una salida de la crisis política".

Zelaya fue derrocado por los militares el 28 de junio pasado y enviado a Costa Rica. La ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia y miembro de la comisión de diálogo de Micheletti, por su parte, también indicó que hay consenso sobre "un texto único" y dijo que luego de un receso de unas cuatro horas, regresarán hoy mismo a la mesa del diálogo.