Trabajo

París denunciará a las empresas que no luchen contra el estrés laboral

El Gobierno francés anunció hoy que denunciará públicamente a las grandes empresas que se abstengan de luchar activamente contra el estrés laboral, una medida que se conoce después de la ola de suicidios en France Télécom.

El ministerio de Trabajo, cuyo titular es Xavier Darcos, pidió formalmente hoy a las empresas francesas de más de mil trabajadores que antes del próximo 1 de febrero negocien con los sindicatos medidas de prevención de ese tipo de situaciones.

Darcos se mostró tajante respecto a la actitud del Gobierno francés en relación con el estrés laboral y reveló que las empresas que no se presten a esa negociación con los sindicatos verán sus nombres denunciados en internet.

El ministro admitió que los poderes públicos han "subestimado" el alcance de ese tipo de situaciones, después de los suicidios de hasta 24 trabajadores de la mayor empresa de telecomunicaciones del país, sometida a medidas de reestructuración y ajuste.

"Publicaremos en internet la lista de las empresas que han negociado, las que no han negociado, si es que las hay, aunque se lo desaconsejo, así como los resultados de las negociaciones y las buenas prácticas", declaró el ministro.

Darcos presentó el plan de urgencia del Gobierno para atajar los dramáticos casos que han salido a la luz pública, pero también muchos otros que no se conocen, durante una comparecencia ante los representantes del Consejo de Orientación sobre las Condiciones de Trabajo (COGT).

Las negociaciones alentadas por el Gobierno afectarán a un total de unas 2.500 empresas con más de un millar de trabajadores y Darcos urgió también a que se apliquen los términos del acuerdo firmado a finales de 2008 sobre la concienciación sobre el estrés laboral entre patronos, trabajadores y sindicatos.

En cuanto a las empresas de menos de mil trabajadores, la intención del Gobierno es que se abra un período en el que se pongan en marcha planes de información y de análisis de las situaciones laborales con riesgo de provocar estrés entre los trabajadores.

El grupo France Télécom ha propiciado el salto a los medios de comunicación del drama vivido por trabajadores del operador de telecomunicaciones, que el pasado día 5 anunció el relevo de su número dos, Louis-Pierre Wenes.

Wenes, de 60 años, llegó al grupo en 2002 y en los últimos años había sido el responsable del plan de ahorro y modernización del antiguo monopolio telefónico galo.

El Gobierno galo anunció su intervención en el asunto a mediados de septiembre, después de las duras críticas de los sindicatos de la empresa, que atacaron las decisiones de France Télécom en materia de traslados internos de trabajadores, en las que ven el origen de las trágicas muertes de los últimos meses.

Los sindicatos critican la gestión de la empresa del proceso de reestructuración emprendido para hacer frente a la competencia a la que está expuesta desde que perdió su situación de monopolio, que ha conllevado la reducción de su plantilla en más de veinte mil personas, según los representantes de los trabajadores.