World Business Forum

Francisco González cree que la banca aún debe ganar eficiencia para pasar crisis

El presidente del BBVA, Francisco González, defendió hoy que la banca internacional aún debe ganar eficiencia, a través de una modernización tecnológica, para superar todas las etapas de la crisis que atraviesa desde hace más de un año.

"El sector financiero no es tan eficiente como otros sectores. Desde que me convertí en banquero, el sector realmente no ha cambiado tanto, los bancos aún dependen de las sucursales, que están vendiendo productos básicos", aseguró hoy González durante su intervención en la última jornada del World Business Forum que se celebra en Nueva York.

El banquero se refirió a que la crisis que vive la banca pasa por tres fases, de las que la primera fue el colapso del sistema bancario en sí, mientras que la segunda es la actual crisis económica, aunque opinó que "la recuperación está a la vuelta de la esquina, al menos en términos financieros".

"Estoy razonablemente convencido de que en la mayoría de los mercados en los que hacemos negocios, desde luego en Estados Unidos, la recuperación económica está a la vuelta de la esquina", apuntó González, quien sin embargo defendió que el sector aún tiene que atravesar la tercera fase de la crisis.

BBVA 2,32 1,75%

Esa fase, "extremadamente importante" en su opinión, es la transformación tecnológica que permita a los bancos "convertirse en entidades que no tengan dificultades para sobrevivir".

"El sector no puede continuar con este modelo, y los bancos tienen que entenderlo", defendió el banquero, quien abogó por un modelo de banca personalizada en que la entidad conozca bien al cliente, establezca con él una relación de confianza y le ofrezca productos y servicios ajustados a sus necesidades, con la inmediatez y facilidad que aportan las tecnologías.

Aunque aseguró que su banco, uno de los mayores del mundo por activos, con 48 millones de clientes en 30 países y 108.000 empleados, es "el más eficiente del mundo", en su opinión el conjunto de la banca internacional no lo es tanto como otros sectores.

El presidente del BBVA defendió ante los cientos de empresarios e inversores reunidos en el Radio City Music Hall de Nueva York que el principal desencadenante de la crisis financiera fue el "cortoplacismo", tanto en estrategias y políticas de compensaciones, como en innovación de productos.

"Estamos orgullosos de haber sido uno de los cinco mayores bancos del mundo que no ha requerido asistencia gubernamental", aseguró González, quien argumentó que durante esta época de crisis su banco se concentró en su negocio fundamental y, al mismo tiempo, en reforzar la presencia internacional de su marca.

A su juicio, la clave del éxito del BBVA -del que aseguró ha sido reconocido como la segunda entidad más rentable de 2008 y el decimotercero más seguro de 2009- está en mantener unos principios, centrarse en la gente para conocer bien a los clientes y buscar la innovación y tecnología para "ofrecer los mejores productos y servicios".