Crisis económica

El Banco Central irlandés considera que el país ya ha pasado lo peor de la crisis

El Banco Central de Irlanda afirmó hoy que la economía nacional ha pasado ya "lo peor de la crisis" y que detecta "burbujas de actividad en el fondo", lo que indica que en 2011 el país volverá a experimentar "modestos" índices de crecimiento anual.

En su último informe trimestral, la entidad pronostica que el Producto Interior Bruto (PIB) se contraerá durante este año un 7,8%, 0,4 puntos menos que lo previsto en sus análisis del pasado mes de julio.

Así, después de registrar un índice de declive anual del PIB del 8,4% durante el primer semestre 2009, el Banco Central prevé ahora que la economía nacional se deteriore a un ritmo menor durante los últimos seis meses del año.

También aumentará a un ritmo moderado el desempleo en la recta final del presente año y durante casi todo el 2010, aunque para principios de 2011, apunta el informe, es "razonable" pensar que se alcanzará cierta "estabilidad" en este sector.

Según el banco emisor, este año concluirá con una tasa de paro del 14%, un punto menos que en su última estimación.

Al medir la competitividad de la economía irlandesa en base a sus salarios, la entidad prevé que éstos bajen como media un 2,4% durante este año y un 1,3% más al siguiente, lo que contribuirá a reducir los coste laborales un 2,5 y un 3,4%, respectivamente.

Recuperación más lenta para Irlanda

No obstante, el subdirector general del Banco Central, Tom O'Connell, explicó hoy a los medios que la recuperación económica de Irlanda será más lenta que en "la mayoría de otros países", a pesar de que, dijo, las evidencias apuntan a que la crisis internacional ha tocado fondo.

A este respecto, el economista defendió los drásticos recortes previstos por el Gobierno de Dublín en el sector público para detener la sangría que están sufriendo las arcas del Estado.

Según O'Connell, esas medidas representa un riesgo considerable, pero también podría generar la confianza que necesita el sector privado.

"Además -añadió-, no tenemos muchas más opciones. Estamos tomando prestados 20.000 millones de euros al año".

En su opinión, varios de los puntos fuertes de la economía nacional continúan inalterados, como son "un mercado laboral altamente cualificado y adaptable, una economía flexible y la alta productividad de los sectores modernos".

"Si seguimos las políticas apropiadas, la economía tiene potencial para crecer sólidamente otra vez a medio plazo", concluyó O'Connell.