El beneficio de las exportaciones de los países más pobres se desploma

Los beneficios que los países más pobres del mundo recibieron por sus exportaciones se redujeron drásticamente, hasta un 50%, en los primeros seis meses del 2009 en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Así lo demuestra el estudio sobre intercambios comerciales en los países menos desarrollados realizado por el Centro Internacional de Comercio (ITC), una agencia hermana de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y Naciones Unidas.

El informe señala que en los primeros seis meses del año los 49 países menos desarrollados del mundo perdieron ganancias por valor de 26.800 millones de dólares, mientras que las exportaciones se redujeron un 43,8%.El África Subsahariana sufrió el declive más pronunciado en valor, dado que sus exportaciones cayeron un 48,6% comparados con los primeros seis meses del 2008.

"Estos datos señalan dramáticamente el impacto devastador de la crisis económica en los países menos desarrollados y en el bienestar de la gente", dijo en rueda de prensa Patricia Francis, directora ejecutiva del ITC. Francis agregó que "están apareciendo algunos signos de recuperación en algunas partes del mundo desarrollado, pero no hay ninguna señal de este tipo en el mundo en desarrollo".

El informe señala que las esperanzas de que algunos países emergentes como China o Brasil pudieran ayudar a parar el declive al absorber algunas de las exportaciones de los países más pobres, no se han materializado. Según los datos del texto, China y Brasil importaron de estos países un 58% menos que en el mismo periodo del año anterior.

El ITC señala que unas de las razones que explicaría la caída de las ganancias no es sólo la reducción de volúmenes de ventas sino unos precios más bajos. æpermil;ste sería el caso de algunos productos, como los combustibles y algunos artículos alimenticios como el pescado.

Las ganancias por las exportaciones no relacionados con los productos energéticos cayeron un 13,5%. No obstante lo anterior, hay algunos ejemplos positivos como el de Bangladesh, que depende enormemente del sector textil, pero que tiene su mercado diversificado, por lo que obtuvo un crecimiento en valor de sus exportaciones del 7%. El caso opuesto es el de Camboya, que vio como sus beneficios cayeron un 15,7 por ciento.

El informe destaca que mientras Camboya vende el 80 por ciento de su producción textil a los Estados Unidos, Bangladesh disemina el 80 por ciento de su producción en 11 países. "Este hecho demuestra que no sólo es esencial diversificar la producción sino diversificar los mercados de exportación", señaló Willem Van Der Geest, economista jefe del ITC.