Bolsa de Nueva York

Los datos 'macro', un lastre para Wall Street

Wall Street comienza con mal pie el último trimestre del año. La difícil situación del mercado laboral y la caída del ISM manufacturero en septiembre sentenciaron las pérdidas en un parqué que ya suma tres jornadas instalado en números rojos. El Dow Jones perdió al cierre un 1,98%.

La Bolsa de Nueva York prolongó la tendencia bajista de las últimas jornadas después de conocer unos datos de paro semanal peores de lo esperado y un ligero descenso de la actividad empresarial de EE UU en el mes de septiembre. Al cierre, el Dow Jones perdió un 1,98%, en tanto los retrocesos de Nasdaq y S&P500 fueron del 2,93% y 2,44% respectivamente.

La corrección se impuso una jornada más en una Bolsa de Nueva York, que se ha atragantado con los últimos datos de empleo publicados hoy. Las peticiones de subsidio por desempleo aumentaron esta semana en 551.000 personas, por encima de las 530.000 que se esperaban. El dato se suma al informe sobre evolución del empleo del sector privado, que reflejó ayer la destrucción de otros 254.000 puestos de trabajo durante septiembre, peor de lo previsto por el mercado.

El segundo jarro de agua fría vino de la mano del ISM manufacturero, que ha descendido de forma ligera en el mes de septiembre, al reflejar una lectura de 52,6 puntos, frente a los 52, 9 de agosto y lejos de la ligera mejora de 54 puntos que esperaba el consenso del mercado. Aún así, este sector de la economía ha dado muestras de recuperación en los dos últimos meses después de mantenerse en una fase negativa durante año y medio.

DOW JONES 27.781,96 -0,01%

Tampoco ha gustado en el mercado las declaraciones de Moody's acerca de la calificación crediticia de EE UU, que si bien está prácticamente 'garantizada' durante otros tres años "podría convertirse en vulnerable" sin subidas de impuestos o recortes de gastos significativos.

Al margen de estos datos, mercados e inversores asistieron a un auténtico aluvión de referencias macro: las ventas de casas pendientes, que aumentaron un 6,4% en agosto, frente al 3,2% en julio, el gasto en construcción, que en ese mismo mes registró una subida del 0,8%, y los gastos personales, que registraron en agosto el mayor repunte de los últimos ocho años, al subir un 1,3%.

Microsoft pierde un 3,51%

Entre la treintena de empresas que cotizan en el Dow Jones sólo Wal-Mart y Walt Disney pudieron presumir de números verdes, al anotarse un 0,45% y 0,25% respectivamente.

En el lado de las con pérdidas destaca Microsoft, cuyos títulos cedieron un 3,51% después de que hoy los analistas de Goldman Sachs hayan sacado a la compañía de su lista de comprar con convicción. Tampoco fue un buen día para las entidades financieras JP Morgan, que con una caída del 4,70% lideró los retrocesos del Dow Jones, Bank of America, que se dejó un 3,43% y American Express, que perdió un 3,33%.

Las petroleras Exxon y Chevron cerraron con unas pérdidas del 1,40% y 1,68% respectivamente, en una jornada en la que el barril de petróleo de Texas se depreció un 0,29%, hasta los 70,82 dólares.