Créditos

El Gobierno aprobará una línea ICO de 600 millones para el sector aéreo

El Ministerio de Fomento dará ayudas al sector aéreo de 600 millones de euros mediante una línea de créditos del ICO, anunció hoy el titular del departamento, José Blanco.

La Comisión Delegada de Asuntos Económicos aprobará la medida el próximo jueves 8 y, posteriormente, el Consejo de Ministros lo hará el 16 de este mes, indicaron a EFE fuentes de Fomento.

Con esta línea de créditos, similar a la ya abierta para las pymes, el Gobierno quiere ayudar a las aerolíneas españolas en un momento de dificultad, como consecuencia de la menor demanda, indicó Blanco en su intervención en un almuerzo organizado por Europa Press y KPMG.

Blanco dijo que confía en que esta línea de créditos especial para el transporte aéreo contribuya a que el sector pueda cumplir con sus compromiso y evitar así que haya empresas que puedan quebrar o que tengan que hacer más ajustes, porque puedan tener dificultades mayores.

Con su aval, el Estado facilitará a las compañías aéreas la obtención de créditos para financiar sus proyectos, que, no obstante, tendrán que presentar garantías de viabilidad.

Con el anuncio de dicha medida, Fomento cumple con una de las principales demandas de las patronales del sector aéreo.

Blanco se refirió al nuevo modelo de gestión aeroportuaria que prepara el Gobierno y matizó que será de carácter general y servirá tanto para El Prat o Barajas como para otros aeropuertos.

Blanco recordó su compromiso de tener un nuevo modelo antes de finalizar este año e introducir el capital privado, hasta un máximo del 30%, en el gestor aeroportuario AENA.

Explicó que el nuevo sistema de gestión va a requerir un cambio normativo, por lo que tendrán que ser las cortes generales que aprueben finalmente este modelo.

Asimismo, se comprometió a analizar el nuevo modelo con todas las fuerzas políticas y todas las comunidades autónomas.

Blanco repasó también el proyecto del Gobierno de impulsar la colaboración público-privada, para lo que Fomento pretende movilizar más de 15.000 millones de euros en la legislatura.

Explicó que hay que partir de la aprobación de una ley de casación de capital que "nos permita tener un marco normativo para hacer frente de la participación público privado", porque somos conscientes de que en estos tiempos no sirven ya las recetas de antes.

Para que el capital privado pueda participar, se necesitan tener garantías porque si no, las entidades financieras simplemente no le facilitarán los créditos, apuntó.

Por ello, añadió, "hemos empezado haciendo un cambio de la normativa que nos permita por ejemplo introducir un sistema de avales por parte del Gobierno y que permita constituir sociedades mixtas para gestionar una determinada estructura".

El Ejecutivo está estableciendo el marco normativo que permita dar garantías y compartir riesgos, porque, según el ministro, "de lo contrario no seríamos capaces de poner en marcha la participación público-privado".