Adquisición

Xerox sigue los pasos de Dell y crece en servicios

El fabricante estadounidense de equipos de impresión Xerox ha comprado por 4.375 millones de euros Affiliated Computer Services, un gigante especializado en la externalización de procesos de negocio. Una operación, asegura, que le permitirá triplicar sus ingresos procedentes de los servicios en sólo un año.

Xerox anunció ayer que ha llegado a un acuerdo para adquirir Affiliated Computer Services (ACS), una de las mayores compañías especializadas en el outsourcing de procesos de negocio (BPO, en sus siglas inglesas), por 6.400 millones de dólares (4.375 millones de euros). Un movimiento que le permitirá expandir su apuesta por el mercado de los servicios, con el que viene coqueteando, a través de los servicios documentales, desde hace unos años.

Según el acuerdo, Xerox pagará 63,11 dólares en efectivo y en acciones por cada título de ACS, un 33,6% más sobre el precio al que cerraron sus títulos el pasado 25 de septiembre. Concretamente, los accionistas de ACS recibirán 18,6 dólares al contado por acción más 4,93 títulos de Xerox por cada acción de ACS que ellos posean. Además, Xerox asumirá 2.000 millones de dólares de deuda de ACS y realizará una emisión de acciones preferentes convertibles por valor de 300 millones.

Ursula M. Burns, consejera delegada de Xerox, aseguró ayer a través de un comunicado que están creando "una nueva clase de proveedor de soluciones, al combinar las fortalezas de Xerox en tecnología documental con la experiencia de ACS en gestión y automatización de procesos de negocio". La directiva destacó igualmente que, tras la compra, la empresa se convierte en una compañía global con una facturación de 22.000 millones de dólares, de los que 17.000 millones son ingresos recurrentes, "lo que implica un impulso significativo del flujo de rentabilidad anual".

XEROX CORPORATION 27,36 0,81%

Según Burns, que asumió el mando de Xerox en julio, los ingresos que genere la compañía procedentes de la división de servicios se triplicarán, desde los 3.600 millones de dólares en 2008 hasta los 10.000 millones el año que viene. Además, la empresa prevé alcanzar sinergias situadas entre los 300 y los 400 millones en los primeros tres años tras el cierre de la operación, que se espera que se produzca en el primer trimestre de 2010. Dichas sinergias se lograrán a través de recortes de gastos relacionados con los costes de la compañía y por la utilización de la experiencia de ACS para manejar las funciones internas de Xerox. La transacción, que ya tiene el visto bueno de los dos consejos de administración, aún está pendiente de la aprobación de las autoridades regulatorias. ACS, que tiene su sede central en Dallas (EE UU), operará como una organización independiente bajo el paraguas de Xerox y estará dirigida por su actual presidente, Lyn Blodgett. Los títulos de Xerox cayeron ayer un 15%, hasta 7,63 dólares.

Más allá de fabricante de impresoras

La compra de ACS por Xerox no sorprendió ayer a la industria tecnológica. Según el analista de IDC, Jaime García Cantero, "todas las empresas de hardware, se dediquen a lo que se dediquen, están buscando diversificarse hacia los servicios. Y esta operación es una muestra más de esa tendencia". Sin ir más lejos, la semana pasada, Dell, el segundo mayor fabricante de PC del mundo, compró al proveedor de servicios informáticos Perot Systems por 3.900 millones de dólares y hace ahora un año HP adquiría al gigante EDS por 13.900 millones. "Xerox lleva 5 o 6 años prestando servicios documentales y la compra de ACS con 20 años de experiencia y 74.000 empleados le puede ampliar su negocio de servicios". ACS, que ofrece servicios de TI y outsourcing de procesos de negocio, facturó en su último año fiscal 6.500 millones de dólares, con un 6% de crecimiento. En ese periodo, firmó contratos nuevos que le reportarán ingresos recurrentes de 1.000 millones de dólares este año.