Farmacéuticas

Abbott compra los fármacos de Solvay para ganar nuevos mercados

El laboratorio estadounidense Abbott trata de ganar independencia en sus cuentas con la compra de la cartera farmacéutica de su rival belga Solvay. Abbot ha invertido 4.800 millones de euros para "crecer en medicamentos y presencia en mercado emergentes"

El único tratamiento que las farmacéuticas parecen encontrar a sus males endémicos sectoriales son las compras. La última en recetarse una adquisición ha sido Abbott, que invertirá 4.800 millones de euros en la cartera farmacéutica de la belga Solvay. Así, a golpe de talonario, tratan de paliar el impacto en sus cuentas de la dura competencia con los fármacos genéricos, la dificultad para encontrar nuevos medicamentos y la falta de presencia en los mercados que crecen más rápidamente, como China o India.

La propia Abbott ha admitido que pagará a los accionistas de la belga unos 4.500 millones de euros en efectivo por estos productos, más 300 millones si se logran "ciertos objetivos de ventas" no concretados entre 2011 y 2013, porque la compra proporciona a la compañía "una gran cartera complementaria de medicamentos y una significativa presencia en mercados globales emergentes".

Se espera que la operación se cierre durante el primer trimestre de 2010, aunque todavía está sujeta al visto bueno de las entidades reguladoras. La compra ha recibido ya el visto bueno de los consejos de ambas compañías

ABBOTT LABORATORIES 69,06 -2,10%

Abbott tuvo unos ingresos por el área farmacéutica el año pasado de 16.700 millones de dólares (11.400 millones de euros). En este marco, la división farmacéutica de Solvay agregará más de 2.050 millones de euros en ventas al grupo. Más de un tercio de estos ingresos provienen de fuera de EE UU, gracias a la presencia de Solvay en mercados emergentes de Europa del Este y Asia.

Además, cerca de un 70% de las ventas de la belga en este negocio proceden de su división de genéricos, según avanzan en una presentación de la empresa en la web de Abbott. La compra incluye también los derechos de licencia de dos fármacos contra el colesterol, Tricor y Tripilix, que distribuye Abbott en determinados mercados pero cuya patente pertenece a Solvay, así como el negocio de vacunas contra la gripe A de la belga.

"La adquisición de Solvay diversificará nuestro negocio, extenderá nuestra presencia en mercados emergentes, impulsará las inversiones en I+D y acelerará nuestras previsiones de crecimiento de ingresos a largo plazo", subrayó el consejero delegado de Abbott, Miles D. White.

La cifra: 2.050

millones de euros en ventas añadirá Solvay a los ingresos de Abbott, que son cinco veces mayores.