Energía

Danobat entra en el negocio eólico con una nueva planta en Guipúzcoa

Danobat amplía sus líneas de negocio. El grupo cooperativo de máquina- herramienta, integrado en Mondragón Corporación, invertirá 10 millones de euros en una nueva planta en Elgoibar (Guipúzcoa) para fabricar máquinas que permitan mejorar los procesos de construcción de las palas de fibra para los molinos de viento, un sistema que ahora se realiza "casi artesanalmente", según aseguró su director general, Rafael Barrenetxea.

La nueva planta para suministrar al sector eólico que estará operativa en 2010, permitirá abrir una nueva línea de negocio para el grupo Danobat que puede aportar en los próximos años el 15% de su facturación global. Hasta ahora, su especialización se ha centrado en los sectores de automoción, y más recientemente, en el aeronáutico y el de ferrocarril.

Danobat inauguró ayer la fábrica que su filial, Danobat Railways Systems ha construido en Bergara (Guipúzcoa) con una inversión de 12 millones de euros. En esta instalación se está fabricando la línea más avanzada del mundo para la fabricación de ejes montados de ferrocarril para la empresa rusa TVSZ. El contrato, de 63 millones de euros, representa el mayor pedido de la historia de la máquina-herramienta española.

En Rusia, el grupo Danobat también ha cerrado acuerdos con la compañía de ferrocarril RZD y con el grupo constructor de maquinaria TMH. Estos contratos, por un importe de 40 millones de euros, servirán para colaborar en el desarrollo de las tecnologías de fabricación y mantenimiento del sistema de rodadura del ferrocarril.

El grupo Danobat, con 11 plantas, cinco de ellas en el extranjero, facturó 272 millones en 2008 con 1.300 personas.