OPV

Nueva Rumasa escindirá Cacaolat de Clesa para sacarla a Bolsa

Nueva Rumasa escindirá los negocios de Cacaolat de Clesa con el objetivo de sacarla a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), según han confirmado a Efeagro fuentes de la empresa, que valoran la compañía de batidos en unos 180 millones de euros y cifran sus ventas en 75 millones.

Las mismas fuentes han detallado que en estos momentos analizan los detalles concretos de la operación, que conjugará una ampliación de capital con una colocación en Bolsa de acciones de Cacaolat (hoy 100% de Clesa), con el objetivo de abordar los planes de crecimiento que el grupo tiene para la compañía.

Junto a esta expansión, Nueva Rumasa quiere consolidar y diversificar los negocios de Cacaolat en galletas, chocolate, bombones y cacao soluble a través de las inversiones en I+D+i.

Han precisado que la operación de salida a Bolsa permitirá a la compañía abordar la nueva planta que quiere construir en Barcelona, donde se trasladaría la fábrica actual, que se sumaría a las otras cinco con las que ya cuenta, dos en Madrid y una en Asturias, Zaragoza y Sevilla.

Las mismas fuentes han precisado que Nueva Rumasa ha obtenido con la primera colocación de pagarés un total de 70 millones de euros procedentes de mil inversores, y han recordado que está en marcha una segunda emisión por tramos de rentabilidad, que van del 6 al 8 por ciento.

Clesa, propietaria de Cacaolat, ocupa la cuarta posición en el ránking de su sector (empresas especializadas en batidos y horchatas), con unas ventas en 2008 de 373,20 millones de euros, un 38,2 por ciento superiores a las del año anterior, según la empresa de información económica Alimarket, y emplea a 1.200 personas.

El pasado mes de mayo, Clesa adquirió la planta de quesos de la multinacional Kraft en Mahón (Menorca), y entre las marcas que fabrica figuran la propia Clesa así como Cacaolat, Royne, Ryalcao, Parmalat, Santé o Tranchetes.

Bolsas y Mercados Españoles (BME) creó el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) para dar respuesta a compañías que, por sus especiales características, requieren un tratamiento singularizado.

Las empresas que cotizan en él lo hacen en un segmento de empresas en expansión y la última compañía en incorporarse a él fue Zinkia, la productora de la serie de los dibujos animados Pocoyó.