Transporte

Bombardier logra un contrato en China para el suministro de 80 trenes por 2.700 millones

Bombardier anunció hoy que su 'joint venture' china, Bombardier Sifang Transportation, ha recibido un pedido valorado en 2.700 millones de euros del Ministerio chino de Ferrocarriles para suministrar 80 trenes de Alta Velocidad, de los cuales 20 serán de ocho coches y el resto de 16 coches.

Uno de los trenes que Bombardier suministrará a China
Uno de los trenes que Bombardier suministrará a China

El contrato asciende a 2.700 millones de euros y se trata del primero que Bombardier logra con este tipo de tren, denominado 'ZEFIRO 380', que se entregará a los ferrocarriles chinos entre 2012 y 2014.

La compañía canadiense subrayó además que se trata de un contrato histórico, dado que permite superar los 350 kilómetros por hora como récord de velocidad máxima de los trenes.

Bombardier resaltó asimismo en un comunicado que los trenes que suministrará a China cuentan con la misma tecnología de propulsión y control que los AVE que ha construido junto con Talgo para la red AVE española.

"Tras el éxito de la experiencia española nos sentimos orgullosos de que el nuevo tren 'ZEFIRO 380', que será el tren en operación comercial más rápido del mundo, comparta con el AVE 102 la misma tecnología de propulsión: el corazón y el músculo del tren", indicó el presidente de Bombardier España, José Caparrós.

Asimismo, y según la empresa, el tren, además de ser el más rápido, es el tren de muy alta velocidad que menos energía consume y que mayor capacidad de plazas tiene.

El contrato se ha conseguido a través de Bombardier Sifang, 'joint venture' de la multinacional canadiense y CSR Sifang Locomotive and Rolling Stock para el suministro de material rodante de pasajeros en China.

La alianza fabricará los 80 trenes en Qingdao (China). De su lado, las labores de ingeniería se repartirán entre esta planta y otros centros de Bombardier en Europa. La gestión del proyecto y componentes serán suministrados por plantas de Europa y China.

El presidente y consejero delegado de Bombardier, Pierre Beaudoin, se congratuló de participar en el proyecto ferrocarril "más importante de China", y confió en que el tren desempeñe un "papel fundamental" en la Alta Velocidad del país.