Automoción

El comité de Opel estudia hoy el futuro de la marca rodeado por la tensión

Hoy está prevista la reunión del Comité Restringido Europeo de Opel en Russelheim (Alemania), con la asistencia del representante español, Pedro Bona. La sesión se prevé tormentosa, dado el apoyo del presidente de la institución, Klaus Franz, a la opción de Magna, perjudicial para la planta española de Figueruelas. A medida que se reduce la producción en la planta, baja la productividad y aumentan las pérdidas. En 2008, GM España registró unas pérdidas de 215 millones, frente a los 131 de 2007. Además, la planta aragonesa tiene amortizadas las instalaciones productivas del Corsa, mientras en Eisenach será necesario invertir. Además, se celebra dos días después de la multitudinaria manifestación celebrada en Zaragoza en defensa de la planta de Figueruelas

El plan de Magna de reducir la producción en la planta de Figueruelas tendrá como efecto inmediato la pérdida de 800 empleos en las empresas auxiliares, según los cálculos de UGT. Ahora, dependen directamente de la fabricación del Corsa (del que se desviará parte a la planta alemana de Eisenach, lo que implicará un recorte productivo del 20%) 3.200 trabajadores. De este contingente, 700 despidos se producirían en los fabricantes de componentes y otros 100 en logística y transporte. Estas reducciones se añaden a los 1.672 empleos que eliminarán en la matriz, a pesar de la recuperación de actividades externalizadas. El insourcing ya ha originado cerca de 500 empleos perdidos entre los proveedores, además de la reducción de plantillas provocada por la reducción productiva sufrida desde el récord de 2007 (500.000 vehículos) a los 360.000 actuales.

La repercusión de los recortes en la matriz se situará en cuatro empleos perdidos en las auxiliares por cada uno que se elimine en Figueruelas.

Aragón pide vigilar la ayuda pública

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, reclamó en el Comité Federal del PSOE del sábado el apoyo del Presidente del Gobierno para mantener la producción en la planta que Opel tiene en Figueruelas. Además, Iglesias pidió, en presencia del comisario de Asuntos Monetarios, Joaquín Almunia, que Bruselas vigile las ayudas públicas que Alemania puede inyectar en Opel. Con el plan de Magna "se condena a Figueruelas a una muerte lenta", subraya el presidente del comité de empresa, José Juan Arcéiz. El umbral de rentabilidad de la planta está en 400.000 vehículos y se parte de una cifra inferior.