Motor

Aguirre no dará ayudas directas para la compra de coches

La presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, rechazó el viernes implementar ayudas directas a la compra de automóviles en la región, al tiempo que subrayó que el Ejecutivo autonómico ha comprometido este año 23 millones de euros para incentivar la demanda de coches mediante una bonificación del 20% en el impuesto de matriculación.

"No creo en las ayudas directas y no las voy a dar", zanjó Aguirre, quien realizó estas declaraciones en el acto de entrega del premio al Mejor Coche del Año 2009 de ABC, que recayó en el Citroën C5. La presidenta madrileña explicó que no puede dar ayudas directas al automóvil porque tendría que hacer lo propio con otros sectores en crisis, como el inmobiliario o los auxiliares de la construcción.

Aguirre recordó que la Comunidad de Madrid fue la primera en aplicar incentivos para la adquisición de automóviles, e hizo hincapié en que su Gobierno ha prorrogado la bonificación del impuesto de matriculación hasta el 31 de diciembre, cinco meses más de lo previsto inicialmente.

El plan estaba dotado inicialmente con ocho millones de euros, pero su prórroga ha provocado que el Ejecutivo de Aguirre destine al mismo quince millones más. La Comunidad de Madrid espera que se acojan al programa 76.000 operaciones hasta que concluya el año.

Por su parte, el director general de Automóviles Citroën España, Alfredo Vila, instó a los gobiernos central y autonómicos a prorrogar las ayudas directas, "las únicas que han demostrado su eficacia".

Un mercado fuerte

El director general de Citroën en España, Alfredo Vila, afirmó el viernes, para apuntalar la petición de ayudas directas para incentivar la venta de coches, que "necesitamos tener un mercado fuerte para justificar la presencia de las fábricas en el mercado español".