Finanzas

El presidente de Caja Vital apuesta por "estar atentos" a posibles alianzas o integraciones

El presidente de Caja Vital, Gregorio Rojo, reconoció hoy la necesidad de "estar atentos a la posibilidad de acometer procesos corporativos que nos proporcionen ganancias de economía de escala, mediante la consolidación de negocios, alianzas estratégicas o integración de entidades". Asimismo, y ante la asamblea general Ordinaria de la entidad, apostó por "controlar la morosidad y el gasto para afrontar un futuro complicado".

Rojo presentó hoy el informe anual de Caja Vital ante la Asamblea General Ordinaria de la entidad, con un discurso en el que destacó la fortaleza de la caja, pese a los problemas de coyuntura, y "la responsabilidad adquirida para velar por el desarrollo económico y social de Álava".

El presidente de Caja Vital recordó que ésta fue, al cierre de 2008, "la tercera caja española que mejor aguantó los efectos de la crisis", según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y que, pese a su tamaño, está entre las cinco entidades más capitalizadas del sistema.

Sin embargo, advirtió de que "aunque es posible que la crisis económica haya tocado fondo, esto no significa que vaya a remontar pronto". Por ese motivo, destacó que "es necesario intensificar nuestra gestión del riesgo y nuestra eficiencia, controlando al máximo la morosidad y avanzando en los esfuerzos de contención de los costes".

El presidente de Caja Vital consideró que "si de verdad queremos mejorar nuestra competitividad, tendríamos que estar atentos a la posibilidad de acometer procesos corporativos que nos proporcionen ganancias de economía de escala, mediante la consolidación de negocios, vía holding, alianzas estratégicas o integración de entidades".

En el caso de que "llegara el caso", se mostró partidario de afrontar la situación "con naturalidad y raciocinio, desde la pluralidad y el consenso, en clave empresarial y en clave alavesa, huyendo de debates que nos lleven a la confrontación".

En este sentido, explicó que "el tamaño y las características del sistema financiero están cambiando". "Ahí están los movimientos en Castilla, Cataluña o Andalucía. Tendremos que mantenernos a la expectativa, porque nunca será lo mismo una integración motivada por la oportunidad y desde la fortaleza, que por la necesidad y desde la debilidad", destacó. "FORTALEZA" Y "FUTURO COMPLICADO"

Junto al informe del presidente, el director general de Caja Vital, Joseba Barrena, dio a conocer a los miembros de la Asamblea los datos económicos de la entidad. Barrena aseguró que "la fortaleza financiera de Caja Vital alberga pocas dudas aunque, tras una época de extraordinaria bonanza, las cajas de ahorros, al igual que los bancos, encaran un futuro complicado".

En este contexto, subrayó que la caja alavesa "destaca por la solidez de su cuenta de resultados, con un beneficio neto de 32,3 millones de euros en el primer semestre de 2009, un 3,2 por ciento sobre el mismo periodo del ejercicio anterior".

Rojo también señaló que en los últimos meses, la entidad "ha tenido que aumentar los precios de activo para adaptarse a la nueva situación de dureza del mercado, reforzar la gestión del riesgo y contener el gasto".

El presidente de Caja Vital destacó la importancia de "renovar la confianza de nuestros clientes para mantener la posición de privilegio en nuestro mercado natural". Además, recordó, que "al cierre de junio, se mantuvieron los índices de rentabilidad, eficiencia y solvencia entre los mejores del sistema financiero".

Más préstamos

Desde la entidad financiera se explicó que estos resultados han sido posibles gracias a que, en el primer semestre de este año, Caja Vital ha gestionado un 4,6 por ciento más de préstamos y créditos a particulares y empresas.

Además, ha agotado la línea especial de 500 millones de euros para financiar a las pymes -que será prorrogada-, y "se ha colaborado activamente con las líneas de financiación impulsadas por el Gobierno vasco para apoyar la actividad económica de las empresas". Respecto a la concesión de préstamos hipotecarios, ésta creció en este mismo periodo un 5,27 por ciento.

"Es verdad que estos crecimientos son inferiores a los obtenidos hasta hace dos años. Pero se ajustan más a la realidad y son comparativamente mucho mejores que los de la media del sector", indicó Rojo, quien precisó que "únicamente tres cajas han hecho públicos sus resultados en julio: BBK, Bancaja y Caja Vital".

De todas formas, el máximo responsable de la entidad advirtió de que "este negocio se basa en la confianza y no son buenos los mensajes alarmistas ni los triunfalistas". "Es posible que hayamos tocado fondo, pero esto no significa que la economía vaya a remontar pronto. Nos equivocaremos si simplemente esperamos a que la crisis pase, porque ésta podría durar más que nuestra resistencia", reflexionó.

Publicidad en camisetas

Rojo también se refirió a la importancia de "una expansión prudente y rentable, la estabilidad laboral y sindical", así como a la penetración de la entidad en el mercado alavés -superior al 52 por ciento-, como factores que "contribuyen a centrar la atención en las necesidades de familias, particulares, autónomos, comerciantes, agricultores, pymes y grandes empresas".

"Prefiero seguir manteniendo los valores de rentabilidad, eficiencia, cercanía, compromiso y responsabilidad, marcas de identidad de esta casa, que luchar para que el nombre de Caja Vital figure en una camiseta deportiva", indicó.

Por otra parte, subrayó la apuesta de la Vital por el apoyo a "nuevos sectores en alza", como la industria aeronáutica y aeroespacial, energías renovables, biotecnología y tecnologías de la información, tras el "agotamiento" de un modelo de crecimiento basado en la construcción.