Precios

El presidente de Petronor cree que la demanda hará subir el precio de la energía

El presidente de la empresa petrolera vasca Petronor, Josu Jon Imaz, considera que en un plazo de quince años se experimentará un crecimiento de los precios energéticos debido al crecimiento de la demanda.

Así lo ha transmitido Imaz en el marco de la sesión de análisis económico Sant Cugat Tribuna que se ha celebrado esta tarde en el Teatre Auditori de Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

Imaz ha tratado la situación actual del mercado energético en todo el mundo basándose en estadísticas y en las previsiones que se han hecho en los últimos años con la irrupción de las energías renovables en todo el mundo.

"A largo plazo, los precios de la energía se incrementarán debido a la tensión existente por la demanda también creciente y una oferta restringida", ha explicado Imaz en un discurso donde se ha ayudado de los estudios hechos en diferentes mercados internacionales.

En este sentido, el presidente de Petronor ha valorado que existen varios factores que influirán en esta creciente demanda, sobre todo por la aparición de nuevas necesidades en puntos del planeta que hasta ahora no existían.

El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de muchos países es, ha apuntado, uno de los factores principales de este aumento de la demanda, que se suma al crecimiento de la población en el planeta: "Cada vez hay más gente joven que crece y tiene necesidades que se deben cubrir", explica Imaz.

Otro de los factores elementales, a su juicio, será el incremento de bienes de consumo, asunto que ha concentrado en el ejemplo de los vehículos privados.

"El parque móvil en China será el equivalente al de cuatro o cinco países europeos", ha señalado Imaz, al justificar el crecimiento demográfico chino y sus necesidades.

Imaz ha señalado que hay países que debido a su buena comunicación y a su pluralidad de energías generadas pueden permitirse unir redes y trabajar de manera conjunta, de manera que cuando un país requiere mayor energía se puede abastecer de la energía generada por otro.

En el caso español, y concretamente el catalán, eso es más complicado, y sin ir más lejos Imaz ha bromeado con el caso de la conexión eléctrica entre Cataluña y Francia, que tanta controversia y oposición ha presentado.

"Esto se conseguiría con una regulación de un modelo mixto entre las energías fósiles y las renovables para avanzar en materias medioambientales, de competitividad y de sostenibilidad", ha valorado Imaz.