Crisis del motor

Aguirre mantendrá como están las ayudas al automóvil en la Comunidad de Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, declaró hoy que las ayudas a la compra de automóviles en esa región se mantendrán como están, con las desgravaciones del 20% del impuesto de matriculación para todos los coches y motocicletas.

Esperanza Aguirre, presidenta de Madrid
Esperanza Aguirre, presidenta de Madrid

Aguirre, que hoy presidió el acto de entrega del Premio Coche del Año organizado por el diario ABC, reiteró su posición contraria a las ayudas directas, ya que "no creo en este tipo de ayudas, porque no podemos actuar directamente en todos los sectores que están en crisis que, por desgracia, no es sólo el automóvil".

Madrid, que representa el 26% del mercado automovilístico español, es una de las pocas comunidades que no se ha acogido a la dotación de 500 euros establecida para las comunidades autónomas en el Plan 2000E.

Desde la aplicación de estas ayudas, a mediados de mayo, Madrid ha sido una de las comunidades que menos ha dinamizado el mercado del automóvil e, incluso, en lo que va de mes, presenta una caída del 6% frente a otras, acogidas al Plan 2000E, con subidas superiores al 40%.

En su intervención, Aguirre apuntó que las ayudas propias de esta comunidad estaba previsto que concluyeran el pasado 31 de julio, con una dotación de fondos de 8 millones de euros, pero se ha decidido prorrogarlas hasta el 31 de diciembre de este año, con 15 millones de euros adicionales.

Aguirre defendió el modelo elegido por la Comunidad de Madrid, ya que hasta ahora se han acogido a las ayudas 24.000 operaciones y se espera cerrar definitivamente el plan con 76.000.

El director general de Citroen-España, Alfredo Vilas, como ganador de esta galardón en el modelo C5, se dirigió a Esperanza Aguirre, al afirmar que "lamento hacerte responsable de la parte que te corresponde en la disfunción territorial que se ha dado en las ayudas directas al automóvil".

Vilas defendió el mantenimiento de las ayudas directas al sector complementadas con una necesaria homogeneización del mercado automovilístico, como premisa para asentar un mercado interno fuerte.

En este sentido, el directivo de Citroen puntualizó que con ese mercado fuerte se podrá convencer a los centros de decisión de las multinacionales, ajenos a España, de lo atractivo de sus inversiones.

Vilas recordó que el mercado automovilístico español ha sido muy respetado hasta ahora por esas multinacionales por sus garantías de comercio estable y añadió que es también con un mercado poderoso como mejor se garantiza el tejido industrial instalado aquí.

El Citroen C5 es el noveno modelo del fabricante automovilístico galo reconocido como Coche del Año en España por el diario ABC y en la última edición se impuso a otros modelos reconocidos en el mercado como el Ford Fiesta y el Renault Megane.