Alemania

Merkel defiende las ayudas a Opel y dará más si gana las elecciones

Opel es ya la principal arma electoral de Angela Merkel. Ayer, en el mismo salón en el que GM rehusó hablar de la venta a Magna, la canciller defendió las ayudas porque eran necesarias para mantener a la marca. Y si gana, habrá más, aunque suene a "proteccionismo".

Aangela Merkel compaginó ayer su doble papel de jefa del Ejecutivo con el de candidata a mantenerse como tal. La canciller inauguró ayer oficialmente la 63 edición del desmesurado Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort, pero lo tomó como un acto más de campaña.

La candidata cristiano-demócrata manifestó que los 4.500 millones de euros comprometidos para ayudar a Opel eran necesarios para asegurar la supervivencia de la marca, que emplea a 25.000 personas en Alemania y aproximadamente el doble en el resto de Europa.

Es más, Merkel garantizó que si resulta elegida en las elecciones previstas para el próximo 27 de septiembre habrá doble ración para, supuestamente, promover el desarrollo de tecnologías de menor impacto ambiental.

"Puede parecer cuasi proteccionismo", aseguró la canciller en el salón del motor. "Pero creo que lo sensato sería ver cómo podemos hacer que Alemania desarolle su potencial de la mejor forma posible como una nación automovilística del siglo XXI". Estas palabras suenan a respuesta a las críticas formuladas sobre todo por los Gobiernos de Bélgica y España. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, declaró tras la reunión mantenida el martes en Berlín que "cuanto más conocemos la opción Magna menos nos gusta". y cuestionó a Merkel por la premura de un acuerdo en vísperas de las elecciones alemanas y el hecho de que pida a España "la factura del menú sin haberlo leído antes".

Muy en serio

La comisaria europea de Competencia, la holandesa Neelie Kroes, aseguró ayer por su parte que se tomará "muy en serio" la operación de venta de Opel para garantizar que las ayudas estatales no se conceden con arreglo a criterios políticos.

"Le puedo asegurar que voy a hacer este trabajo como siempre, de manera justa y objetiva", declaró Kroes en rueda de prensa al ser preguntada sobre los temores expresados por España de que la venta de Opel afecte a la combatividad de algunas empresas.

La china Geely propone a Magna entrar en la marca

El fabricante chino de automóviles Geely ha contactado con Magna para proponerle una eventual asociación en el accionariado de Opel, según fuentes conocedoras del asunto, que precisaron que el constructor asiático pretende adquirir una marca occidental, según fuentes internas a las que tuvo acceso Reuters. Geely opera en varios frentes. æpermil;sta es compañía que negocia también adquirir Volvo, propiedad de Ford.

El presidente de GM, Fritz Henderson, reconoció ayer por otra parte que el proceso de venta de Opel ha sido muy largo y se ha visto cada vez más politizado, lo que "ha dañado la imagen de Opel" entre los consumidores europeos. Pese a todo, defendió las decisiones tomadas y dijo que las negociaciones entre Magna y GM van por buen camino con el objetivo de "tenerlo todo listo de aquí a principios de octubre".