Según el IEE

España, entre los diez países de la UE con el tipo de gravamen más alto en IRPF

España figura entre los diez países de la UE-27 que cuentan con los tipos más altos de gravamen en el IRPF y supera en cinco puntos el promedio europeo, que se situó en el 37,8% en el 2008, según datos de Eurostat recogidos y analizados por el Instituto de Estudios Económicos (IEE).

El IEE afirma que, durante los últimos años, el tipo máximo de gravamen en el impuesto sobre la renta ha ido bajando en el conjunto de países de la UE, hasta que la media se ha situado en 2008 en el 37,8%, con grandes variaciones entre el mínimo del 10% de Bulgaria y el máximo del 59% de Dinamarca.

En conjunto, los países nórdicos son los que siguen teniendo unos tipos impositivos máximos más elevados, mientras que los países de nueva adhesión cuentan con cifras bastante moderadas en términos generales.

Dinamarca encabeza la clasificación con un 59%, seguido de Suecia (56,4%), Bélgica (53,7%) y los Países Bajos (52,0%). Finlandia y Austria se sitúan en un 50%, mientras que Alemania registra un 47,5% y Francia un 45,8%. Italia, que apenas ha reducido su tipo máximo en los últimos años, lo tiene actualmente en el 44,9%.

A continuación se sitúa España con un 43%, seguido de Portugal (42%), mientras que Irlanda y Eslovenia comparten un 41%. Grecia, Hungría, Polonia y el Reino Unido registran todos un 40% y Luxemburgo supera levemente la media europea con un 39%.

Por debajo del promedio figuran un total de nueve países, todos ellos nuevos miembros. Así, Malta cuenta con un 35% y Chipre con un 30%, mientras que Letonia, Lituania y Estonia superan el 20%. Los tipos más reducidos corresponden a la República Checa (15%) y a Bulgaria (10%).