Aeronáutica

EE UU ultima el nuevo concurso para renovar sus aviones cisterna

Estados Unidos va a reabrir de forma inminente el concurso para la renovación de su flota de aviones cisterna (tanqueros, en la jerga aeronáutica). Lo va a hacer por tercera vez y volverá a dejar el proceso en manos de la Fuerza Aérea estadounidense (USAF) pese a las dudas sobre cómo gestionó la adjudicación que se anuló el año pasado. Una licitación valorada en 23.790 millones de euros que tuvo como ganador a un consorcio formado por Northrop Grumman y EADS y que fue anulada tras un recurso de Boeing.

El secretario de Estado de Defensa estadounidense, Robert Gates, avanzó ayer que el proceso volverá a ser pilotado por la USAF y no por el Pentágono, como se estaba barajando. No obstante, aclaró que su departamento vigilará para que todo el proceso se haga de forma adecuada, "sin el tipo de errores, disputas provincianas y peleas corporativas que enturbiaron los esfuerzos hechos en este sentido en el pasado", informó Bloomberg.

Los responsables últimos de la adjudicación serán el secretario de la Fuerza Aérea, Michael Donley, y el jefe de Estado Mayor de la USAF, el general Norton Schwartz. "Tengo la confianza de que el asunto queda en buenas manos", apuntó Gates, que participó en una convención de la Fuerza Aérea en National Harbor (Maryland).

Desde la USAF expresaron su satisfacción por esta decisión, recordaron que la renovación de la flota de tanqueros sigue siendo su principal prioridad y adelantaron que el borrador del pliego con las reglas del concurso "está cerca de hacerse público" y que, en principio, está programado que la adjudicación pueda llevarse a cabo en 2010.