Informe

El FMI teme una caída del 25% de la inversión externa en los países pobres

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dijo hoy que la inversión externa en los países pobres podrían caer un 25% este año, al tiempo que las remesas se reducen un 10%, por lo que pidió ayuda a las naciones ricas.

El jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo un llamamiento a los países avanzados para que ahora que "se afianza" la recuperación económica no se olviden del mundo en desarrollo y echen un cable a las naciones pobres para que salgan "rápidamente" de la crisis.

Strauss-Kahn dijo que los países de menor renta han sufrido más que lo previsto inicialmente por la recesión mundial, pese a ser "víctimas inocentes" de la crisis, dado que habían llevado a cabo una buena política económica.

Según el Fondo, la inversión directa externa en esas naciones podría caer un 25% este año, mientras que las remesas se reducirían un 10% y las exportaciones podrían disminuir un 16%.

"Preveo una recuperación en el 2010" gracias al repunte de la demanda internacional, dijo el jefe del FMI en un discurso en el Centro para el Desarrollo Mundial (CGD, en inglés), un instituto de estudios independiente.

No obstante, el ex ministro francés alertó de que "el ritmo de la recuperación mundial no está garantizado y los países más pobres podrían sufrir los efectos (de la crisis) durante años".

Por ello, Strauss-Kahn llamó a la solidaridad internacional, pues "esas naciones necesitan desesperadamente financiación adicional para ayudarlos a recuperarse y obtener el margen de maniobra suficiente que les permita superar esta crisis".