Informe UNCTAD

España pasa del quinto al octavo puesto como inversor extranjero

España figuró en 2008 como la octava economía del mundo que más invirtió en el exterior, mientras en 2007 ocupó la quinta posición, según los datos del World Investment Report 2009", elaborado anualmente por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, (UNCTAD).

En 2008 los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) en el mundo se contrajeron un 14,2%, hasta los 1,7 billones de dólares, según el "World Investment Report 2009", elaborado anualmente por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, (UNCTAD), y que hoy ha presentado en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Victoria Aranda, Asesora de Naciones Unidas de Inversiones Transnacionales y Desarrollo acompañada por el secretario General de Comercio Exterior, Alfredo Bonet.

Los países desarrollados experimentaron un descenso más acusado en la IED recibida, del -29,2%, llegando al -40,2% en la UE. Una cifra que contrasta con el aumento del 16,6% de la IED en los Estados Unidos.

Las dificultades en el acceso a la financiación y la caída de los beneficios y en consecuencia de la

reinversión, son las principales causas del descenso en los flujos de inversión extranjera en los países desarrollados. Se suma, además, la reducción del 39% del valor de las operaciones de fusiones y adquisiciones transfronterizas, una cifra que en la UE experimentó una caída del 56%.

Protagonismo de los países en desarrollo

Los países en desarrollo aumentaron en 2008 su atractivo para la inversión extranjera ya que captaron el 36,6% de la IED mundial, incrementando su cuota en 10 puntos respecto al año anterior. Por su parte el mundo desarrollado pasó de recibir del 68,6% de la IED mundial en 2007 al 56,7% al año siguiente.

Las cifras de 2008 confirman el cada vez mayor protagonismo de la economía china en captación de inversión extranjera directa, registrando un aumento del 29,7%. Asimismo, China incrementó en un 133% la emisión de capital.

En cuanto a las previsiones a corto plazo, la UNCTAD estima para 2009 una nueva contracción de los flujos mundiales de inversión: los datos preliminares del primer trimestre apuntan una caída del 44% de la IED. Sin embargo, las previsiones de la UNCTAD señalan una lenta recuperación de los flujos de IED a lo largo de 2010 y 2011.

Durante el año 2008 la IED recibida por España ascendió a 65.539 millones de dólares. En este contexto internacional, España se situó en 2008 como la sexta economía del mundo y la tercera de la UE en atracción de inversión extranjera directa, ascendiendo desde el séptimo puesto ocupado en 2007. De acuerdo con las cifras del Banco de España, la IED recibida por España experimentaría un aumento del 1,9% hasta alcanzar los 70.200 millones de dólares.

La evolución de la IED en España contrasta con la reducción del 40% en la UE o, específicamente, la de los dos países de la UE que preceden a España en el Top 10: Francia, -25,3%, y Reino Unido, -47%.

La cuota de la IED recibida por España en el mundo ascendió a un 3,9% en el 2008, lo que supone un incremento desde el 3,5% del 2007.

En relación a la emisión de IED, España figuró en 2008 como la octava economía del mundo que más invirtió en el exterior, mientras en 2007 ocupó la quinta posición.