Energía

Nuclenor tardará unos 45 días en concretar la denuncia por Garoña

Por el momento, no ha pedido la suspensión de la orden ministerial ni reclamación económica alguna al Gobierno

El recurso contencioso-administrativo presentado el lunes por Nuclenor en la Audiencia Nacional contra el cierre de Garoña no incluye ni una petición de suspensión de la orden ministerial que decidió el cierre de esta central nuclear ni reclamación económica alguna al Gobierno por su decisión de suspender definitivamente en 2013 su actividad.

Se trata, por el momento, de un escrito de interposición, como paso previo a la demanda definitiva, que podría tramitarse en el plazo aproximado de 45 días. Se trata de un escrito estándar en el que la sociedad, propiedad al 50% de Iberdrola y Endesa, expresa su intención de demandar al Gobierno, al entender que la citada orden, fechada el pasado 3 de julio, no se ajusta a derecho.

A partir de ahora, la Audiencia Nacional debe pedir el expediente administrativo correspondiente a la demandada y abre un procedimiento para que las partes accedan a la información que se aporte. Por el momento, Nuclenor ha entregado al tribunal, entre otros documentos, el texto de la orden ministerial, que fue publicada en el BOE el 4 de julio, así como el acuerdo de su consejo de administración para que sus abogados presenten el recurso. Sus abogados (el despacho de Uría & Menéndez que ha sido contratado al efecto), deberán presentar en la demanda definitiva los argumentos legales.

La principal razón en que se escudará la sociedad es que el Consejo de Seguridad Nuclear emitió un informe por el que renovaba el permiso para el funcionamiento de la planta por otros 10 años, pese a que su vida de diseño concluye en 2010. Sin embargo, el Gobierno tiene, en estos casos, la última palabra y decidió su cierre el 6 de julio de 2013 y la autorización para su explotación hasta ese día.