Índice Zew

La confianza inversora en Alemania mejora en septiembre menos de lo esperado

El Centro para la Investigación Económica Europea (ZEW) informó hoy de que su índice de confianza inversora en Alemania mejoró en septiembre 1,6 puntos, hasta 57,7 puntos (56,1 puntos en agosto). No obstante se mantuvo por debajo de los 60 puntos que esperaban los analistas.

La confianza a medio plazo del inversor en la economía alemana se mantuvo en septiembre respecto a agosto, cuando alcanzó su valor máximo desde abril de 2006. El indicador se situó en septiembre muy por encima de su media histórica de 26,6 puntos.

"La evolución actual de este indicador muestra que las expectativas económicas positivas de los expertos financieros se han estabilizado más", señaló el ZEW. El instituto económico añadió que "la perspectiva económica para Alemania depende principalmente de la recuperación de la economía mundial y las posibilidades mejores para los exportadores alemanes".

Además, "los expertos financieros son más optimistas respecto al consumo privado, aunque las proyecciones para los próximos seis meses están lastradas por el final de la prima de desguace automovilística y el incremento anticipado del desempleo".

El presidente del instituto ZEW, Wolfgang Franz, dijo que "las expectativas económicas para Alemania son consistentes con la imagen de que la economía alemana se recupera, pero a un ritmo lento". Franz destacó que paquetes de estímulo estatal adicionales no son apropiados debido al endeudamiento nacional.

El componente del índice que mide la situación económica actual en Alemania mejoró en septiembre 3,2 puntos, hasta menos 74 puntos.

La economía alemana, la mayor de la zona del euro, parece haber superado la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial tras sufrir una fuerte caída en los meses de invierno.

El PIB de Alemania subió en el segundo trimestre un 0,3 por ciento, en comparación con los tres meses precedentes y creció por primera vez desde el primer trimestre de 2008.