Impuestos

Los expertos piden suavizar el trato fiscal a las empresas concursadas

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) advierte que muchas empresas que se encuentran en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) ven comprometida su viabilidad porque algunos clientes no les pagan para no convertirse en responsables subsidiarios de las deudas contraídas por la empresa concursada con Hacienda.

Esta compleja situación se debe a un artículo de la Ley General Tributaria que hace referencia a las empresas subcontratadas. Cuando una compañía entra en concurso de acreedores es habitual que mantenga deudas con la Agencia Tributaria y por lo tanto, no dispone de un certificado de Hacienda conforme se encuentra al corriente de sus obligaciones tributarias. Cuando esto ocurre, las empresas subcontratadas por la compañía concursada rehusan abonar sus deudas ya que, según la legislación vigente, de hacerlo, se convertirían en responsables subsidiarios del IVA o de las retenciones correspondientes a ejecuciones de obras.

Ello provoca, según el REAF, que las dificultades por las que atraviesa toda empresa concursada, se agraven cuando mantiene relaciones comerciales con empresas subcontratadas. Los Juzgados de lo Mercantil, en algunos casos, han instado a la Agencia Tributaria a emitir un certificado con un texto en el que se refleje la peculiar situación de las deudas tributarias de la empresa en concurso. Sin embargo, la Administración tributaria no ha podido acceder a la petición porque la normativa no contempla tal posibilidad.

Así, el REAF considera que se debería posibilitar la expedición del certificado para reinterpretar la norma o, "si es preciso", modificar la Ley General Tributaria así como el Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria, para que el deudor pueda satisfacer su deuda sin incurrir en ninguna responsabilidad tributaria.