Energía

El sector fotovoltaico apremia a Industria a simplificar los trámites de la instalación solar en edificios

El sector fotovoltaico lleva más de seis meses esperando la promulgación de un real decreto por parte del Ministerio de Industria que simplifique los trámites burocráticos que deben afrontar las instalaciones solares en edificios, indicó a Europa Press un portavoz de la Asociación de la Industria Fotovoltaica (Asif).

Hasta el momento, señala la organización, las instalaciones de tejado, pese a ser menores y a estar a menudo dedicadas al autoconsumo, deben someterse a la misma burocracia que las de suelo, de mayor tamaño y complejidad, lo que "está frenando" su actividad y creando "problemas a los clientes", que ven que "los procedimientos se hacen demasiado largos".

Antes de abril, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) elaboró un borrador de procedimiento administrativo para agilizar estos trámites, que sigue pendiente de que el departamento dirigido por Miguel Sebastián desarrolle la norma.

La norma diseñada por el regulador energético tiene como objeto simplificar los permisos para instalar paneles fotovoltaicos en lo alto de edificios. Según el Real Decreto 1578/2008, la tramitación de una pequeña instalación de 5 kilovatios (kW) sobre un tejado sigue siendo idéntica a la de una gran planta en suelo de 10 megavatios (MW).

Este real decreto establece dos segmentos diferenciados para el mercado fotovoltaico, que son el de instalaciones sobre suelo y el de instalaciones incorporadas a la edificación, que se dividen a su vez en plantas mayores y menores de 20 kW.

Para propiciar un mayor desarrollo de las segundas, se les reservó un cupo mayor en los registros trimestrales de preasignación de potencia fotovoltaica. En 2009, el cupo se situó en 267 MW.

Poco interés por el tejado

Sin embargo, según Asif, la actividad fotovoltaica en tejados no despega, ya que hasta el momento no se han cubierto los cupos asignados para la fotovoltaica en la edificación en ninguna de las tres convocatorias de este año. Más aún, en la última convocatoria descendió el volumen de mercado asignado a las instalaciones más pequeñas.

La patronal del sector reconoce que en esta circunstancia inciden otros factores, como la escasa experiencia en España de las aplicaciones fotovoltaicas en la edificación o la inseguridad y la actual dificultad para captar financiación que genera la crisis económica, aunque sostiene que "la principal traba para el despegue de este segmento del mercado solar es la complejidad de la tramitación administrativa".

Ley de Economía Sostenible

Por otro lado, Asif no espera que el apartado de energía renovables y eficiencia energética de la futura Ley de Economía Sostenible introduzca cambios sustanciales con respecto al real decreto 1578/2008 del sector fotovoltaico, en el que se subieron primas y se fijaron cupos trimestrales de asignación de potencia para controlar un sector sometido a fuerte especulación.

En todo caso, la asociación espera que la fotovoltaica salga potenciada de la futura ley, gracias a aspectos como el compromiso de que el 20% de la energía primaria en 2020 proceda de fuentes renovables, la dedicación de parte de los 5.000 millones del fondo de inversión local a paneles solares y el previsible impulso al autoconsumo por parte de los edificios con instalaciones solares.