Primer aniversario

Los presidentes de las grandes entidades españolas coinciden en el triunfo de la banca comercial

Los presidentes de las grandes entidades españolas -Santander, BBVA, 'La Caixa' y Banco Popular- rememoran en el suplemento 'Negocios ' del El País la caída del gigante de Wall Street Lehman Brothers y coinciden en el fracaso de la banca de inversión y el triunfo de la banca de pequeños clientes.

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, considera que la quiebra del estadounidense Lehman Brothers refrendó "el modelo de banca centrado en el cliente que, además, acompaña e impulsa el crecimiento económico, que es el modelo de banca que tenemos en España".

En declaraciones al diario El País con motivo del aniversario de la caída de Lehman, Botín y otros tres presidentes de las grandes entidades financieras españolas consideran que la quiebra supuso el fracaso de la banca de inversión y el triunfo de la comercial, del modelo español.

Para Botín significó el final de un modelo de banca basado en el "apalancamiento desmesurado" y en la generación y distribución de productos financieros "complejos y opacos" y puso fin a un largo periodo de infravaloración del riesgo.

BBVA 4,33 -4,67%
SANTANDER 3,33 -2,71%

En la misma línea, el presidente del BBVA, Francisco González, considera que "ciertos modelos de banca y de banquero han fracasado", mientras que su homólogo en La Caixa, Isidro Fainé, asegura que la quiebra de Lehman "ha demostrado el excelente papel de las entidades financieras españolas".

Por su parte, el presidente de Banco Popular, Ángel Ron, destaca que el sector financiero "ha dejado de confiar tan ciegamente en la dispersión de los riesgos mediante las titulizaciones y su empaquetamiento".

"Magnífica supervisión del Banco de España"

Los cuatro banqueros, además, coinciden en alabar la labor supervisora del Banco de España y defienden la necesidad de que ahora haya mayor transparencia y colaboración entre organismos de supervisión y regulación.

"La magnífica supervisión del Banco de España hacen prácticamente imposible que se produzca aquí una situación similar", apunta Botín, al tiempo que Francisco González subraya que el sistema financiero español ha sido "de los menos afectados por la primera fase de la crisis".

En opinión del presidente del BBVA, además, esta crisis es una oportunidad para reforzar el sistema bancario español aún más, "abordando la excesiva capacidad del sector y buscando un número más reducido de operadores más sólidos, ágiles y modernos".

"La quiebra de Lehman es un hecho que merece la pena estudiar con detenimiento para extraer lecciones", reconoce Emilio Botín.