Automoción

Bruselas vigilará que las ayudas a Opel no se condicionen a mantener la producción

La adjudicación del 55% Opel a Magna ha propagado el escepticismo entre las administraciones de España y Reino Unido, los dos países a cuyas plantas más puede afectar la decisión. No en vano, la oferta ganadora, por delante de la del fondo belga RHJ, era la que más aseguraba los empleos, las plantas y buena parte de la producción en Alemania. Pero las alarmas también han saltado en Bruselas. La Comisión Europea advirtió el viernes que seguirá el proceso de traspaso de la mayoría del capital de GM a Opel, y que vigilará que las ayudas públicas que puedan acordar algunos países no se condicionen al mantenimiento de la producción en sus territorios.

El mismo viernes, el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, región en la que está localizada la planta de Opel, aseguró que el aval de 200 millones de euros que las Cortes de Aragón autorizaron al Gobierno autonómico que concediera a GM antes de que se hiciera pública la venta de Opel a Magna estará "totalmente condicionado" a que se mantengan los puestos de trabajo.

En este sentido, la CE fue clara el viernes. "Las ayudas de Estado no pueden estar sujetas a condiciones adicionales no comerciales sobre la localización de las inversiones o la distribución geográfica de las medidas de reestructuración", dijo su portavoz, Johannes Laitenberger. "Cualquier subvención debe respetar las reglas de la UE sobre ayudas públicas y mercado interior".

La preocupación tras la adjudicación a Magna se vio confirmada después de que el vicepresidente de GM y responsable de las negociaciones para el traspaso de Opel, John Smith, confirmase que se desviará a Eisenach (Alemania) parte de la producción del Corsa adjudicada a Figueruelas.

Por eso, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, explicó el viernes que el Gobierno trabajará en conjunto con el nuevo dueño de la factoría de Opel en Figueruelas, con los trabajadores y el Gobierno de Aragón para evitar que se pierdan puestos de trabajo. La ministra afirmó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que la factoría española es una de las más productivas de la empresa y, por ello, merece una "consideración especial".

El comité de empresa de la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza) acordó negar su apoyo al plan de ahorro, si Magna no cambia sustancialmente su proyecto . El comité ha decidido que no participará en ningún plan basado en reducir la capacidad de producción a 320.000 vehículos, eliminar 1.700 empleos o trasladar producción del Corsa, informa Arturo Cenzano.