Congreso de UGT

Méndez pide una reforma empresarial y no laboral para una nueva organización del trabajo

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha defendido hoy una reforma empresarial, y no laboral, para abordar un nuevo proceso de organización del trabajo y acabar con la dualidad del mercado y los abusos "en la contratación temporal".

En la clausura del congreso de UGT-Andalucía, Méndez ha sostenido que esa reforma debe abordarse en el ámbito de la negociación colectiva y orientarse a cambiar la temporalidad por la estabilidad y a proteger el empleo y los derechos laborales.

Ha rechazado que España necesite una reforma laboral, pese a que los empresarios pregonan que la solución a la crisis es "su reforma laboral", y ha advertido de que la patronal reforzará esta posición basándose en los últimos datos del Banco Mundial en los que se pone de manifiesto la pérdida de competitividad de la economía española.

Sin embargo, por delante de España en competitividad están países como Irlanda y Lituania, donde la destrucción de empleo ha sido mayor que aquí, y además, ha alegado que en Alemania, el país europeo con mayores dificultades para despedir, no se ha destruido tanto empleo como en España.

La diferencia con Alemania estriba, según el dirigente de UGT, en que las empresas "usan las tres erres de retener, clasificar y reubicar" al trabajador, mientras que las españolas utilizan "sólo una erre, la de rescindir" contratos.

De hecho, hay algunas evidencias en la economía española como que los salarios son más bajos que el promedio de la vieja Europa, los beneficios empresariales son más altos y que se creado más empleo en la etapa de bonanza, por lo que el mercado es muy flexible en la contratación y en la salida, ya que empezaron a despedir a trabajadores eventuales y ahora los afectados son los fijos.

Por tanto, se constata, según Méndez, que la destrucción de empleo no tiene tanta relación con las normas laborales sino con el patrón económico del país.

Ha apuntado, no obstante, que en España el tamaño de las empresas es pequeño, ya que en los últimos años ha habido un proceso de externalización que hace que las de arriban sean solventes pero las de abajo están pagando el ajuste de empleo, así como carencias tecnológicas y de formación.

El secretario general de UGT ha elogiado el esfuerzo de superación y el sacrificio del secretario general de UGT-Andalucía, Manuel Pastrana -reelegido hoy en el cargo para un cuarta mandato- para "defender con brillantez los derechos de los trabajadores".