'Telecos'

Telefónica remodela su estructura en España para acercarse al cliente

Telefónica ha puesto en marcha una reestructuración de su negocio en España con dos objetivos: acercarse al cliente y a la realidad local de cada uno de ellos. La principal consecuencia es la creación de una nueva Dirección de Clientes que reportará al presidente.

Telefónica remodela su estructura en España para acercarse al cliente
Telefónica remodela su estructura en España para acercarse al cliente

Estar cerca de los clientes, conocer su realidad y sus necesidades se ha convertido en una prioridad en la nueva estrategia que quiere desarrollar Telefónica en España. Y una vez detectada esta vía a seguir, ha remodelado su estructura organizativa para darle respuesta.

La reestructuración ha sido aprobada por el Comité de Dirección de Telefónica España y ha sido presentada por su presidente, Guillermo Ansaldo, a los ejecutivos de la operadora en el curso de una reunión para fijar los objetivos de cara al cierre de año.

La consecuencia práctica es la creación de una nueva Dirección de Clientes, que estará encabezada por Fernando Herrera, hasta ahora director del negocio residencia nacional.

El responsable del negocio residencial procede de Telefónica Argentina

TELEFÓNICA 5,36 -6,03%

Esta dirección reportará directamente a Ansaldo y asumirá las áreas de Estrategia, Calidad y Marketing. Todo ello con el objetivo de poner en marcha un análisis más detallado y riguroso de cómo las acciones de la operadora impactan en el cliente. Esta información servirá para complementar el análisis económico y competitivo y dar una mejor respuesta a las necesidades de los consumidores.

Esta nueva área no decidirá qué productos lanzar, en qué paquetes o a qué precio, pero su meta es detectar qué demandan los usuarios y qué tarifas estarían dispuestos a pagar, por ejemplo, para suministrar esta información y que los encargados efectivamente de lanzar productos actúen en consecuencia. La intención última es traer a España parte de la mentalidad anglosajona, que busca que los usuarios sean fans de la compañía que les da servicio y no potenciales infieles propensos a la deserción en cuanto el rival les abarata ligeramente la factura.

Con esta creación, Telefónica España suma seis direcciones de negocio y otras cuatro de apoyo al presidente.

El nombramiento de Herrera deja un hueco en la dirección de negocio residencial nacional. El encargado de llenarlo es Federico Rava, hasta ahora responsable de Telefónica Móviles en Argentina. Este ejecutivo se incorporó a la operadora española en 2005, ya que era gestor de una de las filiales de Bellsouth en Latinoamérica compradas por Telefónica.

El último cambio afecta a la Dirección de Estrategia y Calidad, que pierde a su responsable, Bernardo Quinn. Su nuevo cometido le lleva a la Dirección de Recursos Humanos del grupo, con âscar Maraver.

Tres históricos para ganar pulso local

La segunda pata de la remodelación decidida por Guillermo Ansaldo para responder mejor a las necesidades del cliente se centra en el ámbito local. El objetivo es apostar por la proximidad en todas las zonas donde está la compañía, pero en tres de ellas se ha aprobado un refuerzo especial. Para eso, se ha apelado a tres históricos de Telefónica.

En línea con el impulso que se ha dado a la estructura regional en Cataluña, con Kim Faura al frente, Luis Lada asumirá el puesto de delegado territorial en Asturias. Galicia también ha sido elegida y allí tomará las riendas Guillermo Fernández Vidal. La última comunidad es Andalucía, donde Carlos Calvo tendrá la responsabilidad.

Estos tres ejecutivos han pasado buena parte de su vida laboral en la primera línea de negocio en distintas áreas de Telefónica. Ahora, la operadora ha decidido contar con su experiencia, conocimiento y capacidad de relación para superponerse a los cargos más pegados al día a día en estas zonas y aunar la capacidad operativa e institucional.