Según un estudio

El joven actual es optimista y lleva más de 26 euros en la cartera

El joven actual -la 'Generación Y, nacidos en las décadas de los 80 y 90- es optimista, se caracteriza por su "enorme compromiso político, económico y social", utiliza "permanentemente" el teléfono móvil y lleva más de 26 euros en el bolsillo, según se desprende del análisis realizado por la compañía de investigación, análisis y predicción de tendencias WGSN.

Así, la radiografía de la 'Generación Y' destaca su "gran optimismo, que se mantiene intacto a pesar de la crisis global que se está viviendo en la actualidad". A pesar de que "son muy conscientes de lo duro que van a tener que trabajar para lograr fraguarse un futuro", no pierden la esperanza de "cumplir sus sueños tarde o temprano", señala el informe.

Además, el 95% de los jóvenes afirma interesarse por causas sociales, desde el abuso infantil y la salud mundial, pasando por la violencia escolar o la preservación de los recursos naturales. A su vez, el 84% de los adolescentes y jóvenes reconoce haber apoyado alguna causa a través de la compra de un producto o bien recaudando dinero. Además, siguiendo esta línea, el voluntariado joven ha ascendido en un 20% su popularidad en los últimos dos años.

En cuanto al presupuesto con el que cuenta un joven a día de hoy, WGSN destaca los 26,55 euros que, de media, los jóvenes de hoy en día llevan en sus bolsillos, algo que, a su juicio, "les convierte en un mercado que no debe ser ignorado".

Otro de los puntos que remarca el análisis de tendencias es el "uso generalizado y permanente del teléfono móvil". En este sentido, el 62% de los jóvenes afirma que su teléfono personal sería la última pertenencia a la que renunciarían. Así, mandar SMS, descargarse canciones, ver vídeos o comprar moda conforman el 90% del empleo que los jóvenes dedican a este dispositivo. "Mientras el ordenador es visto como una herramienta de trabajo, el móvil denota diversión, entretenimiento y amigos o, lo que es lo mismo, una extensión de su personalidad", explica el estudio.

Por otro lado, destaca la "enorme capacidad" de los 'Y' para la realización de tareas simultáneas. WGSN explica este fenómeno en "la presencia continua de los ordenadores desde su infancia, que ha provocado que los adolescentes de hoy en día sean capaces de ver películas, escuchar música y chatear con sus contactos mientras realizan los tareas escolares diarias".

Por último, también destaca la "enorme consciencia de la privacidad, por la que abogan diariamente". "A pesar de su afición por 'exponer' públicamente sus vidas a través de las redes sociales, son muy celosos a la hora de recibir mensajes publicitarios", señala la compañía. Así, el 90% de los adolescentes que envían SMS, desaprueba recibir textos publicitarios.