Oferta de compra

National Express confirma conversaciones con la familia Cosmen y CVC

El grupo británico de transporte National Express confirmó hoy que mantiene conversaciones con la española familia Cosmen y la firma de capital riesgo CVC Capital Partners en relación con su oferta de compra por valor de 2.078 millones de euros.

En un escueto comunicado, National Express se limitó afirmar que está "discutiendo ciertos aspectos de la propuesta final del consorcio" y que "otro anuncio se hará cuando sea apropiado".

La compañía añadió que "para evitar dudas, no puede haber certeza" de que la oferta de los Cosmen y CVC desemboque en la adquisición del grupo británico.

El comunicado se divulgó después de que la prensa del Reino Unido informara de que National Express se dispone a aceptar la oferta de compra del consorcio, extremo que no corroboró la empresa británica.

Según el Daily Telegraph, el Consejo de Administración de National Express votó este miércoles a favor de recomendar la venta de la compañía por los 2.078 millones de euros ofrecidos por el consorcio el pasado 3 de septiembre.

Por su parte, el Financial Times (FT) publica que el Consejo de Administración de la empresa británica "allanó la pasada noche el camino" para la adquisición del grupo, después de llegar a un acuerdo para permitir al consorcio examinar sus libros de cuentas.

La familia Cosmen (principal accionista de la compañía británica) y CVC tendrán cuatro semanas para evaluar la situación de National Express, a fin de proceder a la compra o abandonar su oferta, de acuerdo con la prensa.

De aceptarse la oferta, National Express podría dividirse entre los Cosmen, CVC y la compañía rival Stagecoach, que ha alcanzado un acuerdo con el consorcio para hacerse con algunos de sus negocios en el Reino Unido.

El pasado día 3, la familia Cosmen y CVC ofrecieron 2.078 millones de euros por la totalidad del grupo británico de transporte, propietaria en España del grupo Alsa y Continental Auto.

Esta oferta, que incluye hacerse cargo de la deuda que tiene la empresa británica -1.202 millones de euros- supone valorar a la compañía de transporte en 876 millones de euros.

El consorcio elevó así la propuesta inicialmente realizada el pasado 27 de agosto, por un valor de 681 millones de euros.