Elecciones

Caja Madrid da un paso más en su proceso electoral

La Comisión de Control de Caja Madrid, ya constituida en Comisión Electoral, aprobó hoy el reparto de representantes que corresponden a ayuntamientos y entidades representativas dentro de la Asamblea General de la caja en función de los nuevos estatutos.

Con la reunión de hoy se cumple con el calendario establecido la semana pasada para que las elecciones sigan su curso y puedan culminar antes de que acabe noviembre con la renovación de todos los miembros del Consejo de Administración, incluida la presidencia, que actualmente ocupa Miguel Blesa.

En concreto, el órgano electoral de la caja decidió y remitió hoy a los ayuntamientos y a las entidades representativas el número de representantes que les corresponden en la Asamblea de la entidad, que previsiblemente serán 80 en el caso de los ayuntamientos frente a los 100 que tenían antes del cambio normativo y 61 para las entidades en comparación con los 32 que había antes.

La semana pasada, la Comisión Electoral ya dio a conocer a la Asamblea de Madrid su número de representantes, que previsiblemente serán 53 frente a los 40 que tenía antes de la nueva ley de cajas regional.

Tanto la Asamblea de Madrid, como los ayuntamientos y las entidades representativas dispondrán hasta el 9 de octubre para informar a la Comisión Electoral de quiénes serán sus nuevos representantes.

Este nuevo reparto hará que la Asamblea de la caja cuente excepcionalmente con un mayor número de miembros hasta 2012, algo que ya contempla la nueva ley de cajas regional.

Así, durante la primera quincena de octubre la Comisión Electoral se volvería a reunir y haría el informe preceptivo para el Consejo de Administración, que sería el encargado de convocar previsiblemente en noviembre la Asamblea General de la caja, órgano que ratificará o designará a los nuevos miembros del Consejo de Administración.

Finalmente, el Consejo de Administración elegirá al presidente entre sus 21 miembros, de los que cinco corresponderán a las corporaciones municipales (antes de la nueva ley eran 7), seis a los impositores (antes 7), cuatro a la Asamblea de Madrid (antes 3), dos a los empleados y cuatro a las entidades representativas (antes 2).

Esta nueva conformación de la Asamblea y del Consejo es la que, se prevé, dificultará la reelección de Blesa, ya que no cuenta con el total respaldo de la Comunidad de Madrid.