Petroleras

Petrobras constata la "altísima productividad" en el pozo Guará participado por Repsol

La petrolera estatal brasileña Petrobras anunció hoy que nuevas pruebas hechas en el pozo Guará, uno de los yacimientos del horizonte del presal en el que tiene participación la hispano-argentina Repsol YPF, constataron "una altísima productividad" del campo.

El pozo, técnicamente denominado 1-SPS-55 y que forma parte del bloque BM-S-9, está situado en aguas ultra-profundas de la cuenca marina de Santos.

El Guará tiene un volumen de crudo recuperable de entre 1.100 y 2.000 millones de barriles de petróleo ligero y gas natural con una densidad cercana a los 30 grados API, señaló Petrobras en un comunicado enviado a los inversores.

"La estimación de la producción inicial de este pozo se calcula en cerca de 50.000 barriles de crudo por día", explicó la empresa.

REPSOL 8,42 2,04%

El consorcio que lleva a cabo la exploración del pozo Guará está formado por Petrobras (45%), que actúa como operadora, BG (30%) y Repsol YPF (25%).

Según Petrobras, con los resultados de estas pruebas el área donde está el pozo Guará tendrá prioridad en el recibimiento del sistema de producción que está en fase de licitación para el presal en la cuenca de Santos.

El Guará está situado en una lámina de agua de 2.141 metros, a cerca de 310 kilómetros de la costa del estado de Sao Paulo y 55 kilómetros al sudeste del pozo Tupi, el primero del presal.

Perforación de otro pozo antes de que termine el año

Petrobras señaló en el comunicado que el consorcio dará continuidad a las actividades e inversiones necesarias para la evaluación de los yacimientos descubiertos en el área y que antes de que termine este año iniciará la perforación de un nuevo pozo en la zona.

El presal es un horizonte geológico situado bajo una gruesa capa de sal del lecho marino y los yacimientos de crudo están a una profundidad promedio de 7.000 metros a partir de la superficie.

La semana pasada el Gobierno brasileño presentó el marco legal para la exploración de los yacimientos del presal, una vasta zona del litoral Atlántico que se extiende sobre una franja de 800 kilómetros de largo por 200 de ancho y que se calcula que puede tener reservas de unos 80.000 millones de barriles de crudo.