Según un estudio

El sector de las cajas de ahorro podría cerrar ocho procesos de fusión

El sector de las cajas de ahorro podría llevar a cabo al menos ocho procesos de fusión, algunos de los cuales ya se han puesto en marcha, según un estudio de la consultora Tatum, que recoge las posibles alternativas por regiones.

El estudio señala que la virulencia de la crisis financiera, derivada de la crisis del ladrillo y la situación financiera internacional, ha provocado que las entidades hayan sufrido una fuerte bajada de beneficios y un aumento de la morosidad, que ha dado la 'voz de alarma' sobre el futuro del sector y ha llevado a estas entidades a mostrar su intención de reordenarse.

Entre estos procesos se encuentra la unión de cajas catalanas -Caixa Catalunya, Caixa Gerona y Caixa Tarragona-, que colocaría a la entidad en cuarta posición del ranking de volumen de negocio y en la tercera en número de oficinas detrás de 'la Caixa' y Caja Madrid, según un estudio de la consultora Tatum.

Asimismo, contempla una 'multiunión' de Cajasol, las extremeñas, CCM y Caja Guadalajara, que de llegar a buen puerto, sería la primera fusión interregional. Entre las cinco entidades acumularían casi 100.000 millones de euros de volumen de negocio y mantendrían la quinta posición en el ránking por volumen de negocio.

Por su parte, Caja Badajoz y Caja Extremadura protagonizarían solas un proceso de fusión, ya que ambas entidades tiene ratios de morosidad muy inferiores a la media del sector y Caja Extremadura "es una de las más eficientes". Su fusión les haría subir hasta casi la mitad de la tabla por entidades en volumen de negocio y número de oficinas, con 466 sucursales.

Caja España y Caja Duero parecen haberse desmarcado de la fusión de las entidades castellanoleonesas y las conversaciones "están avanzadas" ya que cuentan con el apoyo político, según el estudio. La integración colocaría a esta entidad como la séptima más grandes por activos. A este proyecto también podría unirse Caja Burgos.

Asimismo, las cajas de Segovia y Avila firmarán en septiembre un acuerdo de integración, aunque el estudio destaca que esta integración está llamada a incluir al resto de las entidades autónomas.

Otro de los proyectos que el estudio considera posible es el de las cajas vascas, BBK, Kutxa y Caja Vital, aunque continúan sin alcanzar un acuerdo, que de lograrse situaría a la entidad como la quinta en volumen de negocio y la octava en oficinas, con casi 900.

Las cajas de Terrassa, Sabadell y Manlleu, por su parte, fueron las primeras que anunciaron su proceso de reestructuración tras la aprobación del Frob y darán lugar a la Unión de Caixes Catalanes, que podría colocar a esta entidad entre las diez mejores cajas de ahorro en cuanto volumen de negocio y oficinas, con 760.