Crisis

Taguas cree que no es un buen momento para subir los impuestos

El presidente de la Asociación de Empresas Constructoras de ámbito nacional Seopan, David Taguas, ha opinado hoy que no es "buena idea" subir los impuestos en plena recesión económica y cuando todavía en España no se ha iniciado la recuperación.

No obstante, ha considerado conveniente abrir un debate para recomponer la estructura fiscal en el corto plazo "en el camino adecuado".

David Taguas, que hasta abril de 2008 fue director de la Oficina Económica del presidente del gobierno, ha pronunciado hoy una conferencia en el club empresarial Cámara 500, organizado por la Cámara de Comercio de Sevilla y por la Confederación Empresarial Sevillana, y ha asegurado que "la recuperación económica ya ha comenzado" en Estados Unidos y en algunos países europeos, si bien ha advertido de que el desempleo todavía seguirá aumentando.

En esta coyuntura, en la que la crisis mundial "ha dejado huellas profundas", será necesario sustituir el impulso fiscal, que ha sido "una de la bases de la recuperación", por consumo e inversión y buscar un reequilibrio entre la demanda a nivel global, de forma que en la economía americana se sustituya la demanda interna por externa y en las asiáticas se debe hacer lo contrario.

Tras advertir de la pérdida de tiempo que suponen debates prolongados sobre política económica y fiscal y de la necesidad de "hacer los deberes con rapidez", ha abogado por llevar a cabo en España una combinación de reformas y de medidas de política económica, así como incentivar la demanda exterior.

En cuanto al debate abierto en España sobre la posible subida de algunos impuestos, David Taguas ha abogado por un abrir un debate profundo sobre lo que hacer a corto y a largo plazo y, además, hacer coherentes todas las medidas.

Ha partido de la premisa de que los impuestos tienen que incentivar el trabajo y desincentivar otros aspectos como la contaminación, por lo que ha defendido abrir una "reflexión social" sobre los impuestos que gravan el empleo (cotizaciones sociales e IRPF) porque hay una "demagogia intolerable", y ha pronosticado que en el futuro serán más equitativos y se establecerá un tipo único.

Asimismo, Taguas ha advertido de que los impuestos sobre el capital desincentivan el ahorro, la inversión y la creación de riqueza, por lo que ha recomendado que cualquier decisión en ese sentido debe hacerse con "mucha cautela".

La imposición sobre el consumo a través del IVA distorsiona poco el mercado y en un futuro tenderán a acercarse los tipos a los de la UE, según el presidente de SEOPAN, quien ha planteado la posibilidad de establecer un "caudal de imposición sobre la tierra" no productiva.

No obstante, ha sostenido que cualquier decisión sobre una subida de impuestos se debe "explicar muy bien y, aún mejor," si se les aplica sólo a determinados estratos sociales.

Se ha referido también al sector de la construcción y ha apostado por un esfuerzo para llevar a cabo proyectos de colaboración entre el sector público y el privado, pero esto dependerá de que se consiga financiación, ha precisado.

Funcas apuesta por subir los impuestos

El director general de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas), Victorio Valle, consideró hoy que es necesario subir los impuestos y reducir el gasto público, ya que se prevé que en España las administraciones públicas acumulen un déficit de en torno a un 10 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciara el pasado día 28 de agosto la necesidad de acometer una reforma fiscal "limitada y temporal", Valle alertó en este sentido de que entre cinco y seis puntos del PIB son "preocupantes, estructurales, de fondo", por lo que incidió en la necesidad de subir los impuestos, reducir los gastos o "ambas a la vez".

Estos seis puntos del PIB suponen unos 60.000 millones de euros, según informó Valle en rueda de prensa, que precisó que un punto de aumento en el impuesto de la renta de capital equivale a 350 millones. Así, explicó que los dos puntos de reforma planteados por el Gobierno, significarían 700 millones de euros, "una gota de agua en el inmenso océano de los 60.000 millones que tenemos ahí de forma permanente", apostilló.

Respecto a la subida del Impuesto de Valor Añadido (IVA), señaló que cada punto adicional de IVA aportará unos 2.700 millones de euros, por lo que "si uno tuviera que cubrir 60.000 millones a base de aumentar puntos de IVA se necesitarían 20 puntos de incremento del tipo impositivo, algo que es una memez", subrayó.

En cuanto a la subida del Impuesto sobre la Renta, explicó que si se aumentara el tipo medio un punto, esto daría 3.500 millones de euros, por lo que "habría que aumentar muchos puntos" para sufragar el nivel de déficit.

Valle aclaró que unos tres puntos de déficit público corresponden a medidas coyunturales adoptadas por la actual situación económica, como la reducción de 400 euros por contribuyente o el cheque-bebé, que no "son preocupantes", ya que "desaparecerán cuando la economía mejore".

Por su parte, el presidente de Unicaja, Braulio Medel, aseguró que en España no se puede llegar a la misma corresponsabilidad fiscal que en otros países, sin unos mecanismos de liberación fiscal similares a los que existen en esos países y que ambas cosas son compatibles como en Alemania, Estados Unidos, Australia o Canadá.

Medel se cuestionó si conviene dar mayor protagonismo a precios públicos en detrimento de los tributos, ya que "en otros países algún gasto, por pequeño que sea, podría reducir el consumo excesivo de determinados servicios públicos" y señaló que puede haber, y "es bueno que así sea", medidas temporales y estructurales o permanentes.