Actividad económica

Francia y Alemania empujan a la zona euro a la salida

La OCDE, organismo que asesora a la treintena de países más industrializados, revisó el jueves sus previsiones de crecimiento, que contemplan una mejora generalizada. En el caso de la zona euro, la corrección al alza estaba cantada desde que, a mediados de agosto, las oficinas estadísticas de Francia y Alemania certificaran que las dos locomotoras regionales dejaron atrás la recesión en el segundo trimestre. Eso lleva a pensar al organismo que el conjunto de los países del euro saldrá de la fase recesiva en el tercer trimestre, y que en el cuarto su PIB ya avanzará a un sano ritmo del 2%. Así, el descenso del conjunto del año quedaría en el 3,9%, frente al 4,8% anteriormente previsto.

El índice PMI del sector industrial, elaborado por Markit, dio pábulo a la esperanza en agosto al alcanzar 48,2 puntos, su máximo en catorce meses (una mejora paralela puede encontrarse, igualmente, respecto al sector servicios). Aunque ha permanecido bajo el umbral 50 puntos por decimoquinto mes consecutivo, el índice industrial se ha recuperado fuertemente desde su mínimo de febrero. El PMI se calcula a partir de una macroencuesta sobre nuevos pedidos, producción, empleo, compras y plazos de entrega de los proveedores. El factor principal que acercó el índice al nivel de estabilidad en agosto fue la vuelta al crecimiento de los nuevos pedidos y la producción (esta última, alcanzando ya la fase expansiva).

Rob Dobson, analista de Markit, explica que, "tras haberse encontrado entre los países con peores rendimientos durante el pico de la recesión, Francia y Alemania se han recuperado en los meses recientes y registran los mayores aumentos de agosto". En cambio, Italia, Irlanda y España fueron los únicos países de la región del euro que siguen recortando su producción industrial.

Aunque, según el PMI, sí logra avances en los nuevos pedidos, el descenso de la producción industrial española señala su presencia en el vagón de cola de la recuperación, lastrada por la corrección del sector de la vivienda. De hecho, el Gobierno reconoce que la economía española no volverá a crecer hasta el segundo del año que viene. Esa dependencia constructora lastrará también las salidas del Reino Unido e Irlanda.

La bolsa del FMI

Dominique Strauss-Kahn, director del Fondo Monetario Internacional, ha confirmado que la institución ha captado medio billón de dólares de nuevos fondos aportados por los países accionistas, con los que triplicará sus reservas. De esta forma consigue el objetivo que el G-20 le marcó en la reunión del mes de abril.