Cuentas

Argentina aceptará una auditoría del FMI

El Gobierno de Argentina permitirá que el Fondo Monetario Internacional (FMI) audite la economía del país, en un crucial paso de acercamiento entre las partes, publicó el domingo un diario local.

Citando fuentes cercanas a la negociación en Londres, el diario La Nación dijo que el tema "está prácticamente acordado". "No hay un calendario, pero estamos discutiendo una nueva relación con el FMI", señaló por su parte el ministro de Economía argentino, Amado Boudou.

El ministro visitó la capital inglesa en el marco del encuentro de ministros de Finanzas del G-20. Tanto el calendario como la modalidad de la normalización de las relaciones entre Argentina y el FMI terminarán de definirse a principios de octubre en Turquía, durante la Asamblea del organismo multilateral y del Banco Mundial (BM), agregó el diario.

Boudou se encargó de subrayar el sábado que Argentina no necesita asistencia financiera del FMI y que un reciente canje de deuda forma parte de la estrategia para manejar la carga nacional. "Se sienta a hablar, no necesita financiamiento para su gasto corriente", agregó ante la prensa mediante un intérprete.

La última auditoría del FMI en Argentina fue a mitad de 2006, subrayó el diario, cinco meses después de que el país cancelara toda su deuda con el organismo por unos 9.500 millones de dólares. Los analistas aguardan con expectación un avance junto al FMI, ya que permitiría nuevas negociaciones con el Club de París, al que Argentina adeuda unos 6.700 millones de dólares.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, había dado instrucciones en 2008 para cancelar éste compromiso, pero la crisis global frenó todo avance al respecto. El país sudamericano prácticamente no tiene acceso a los mercados voluntarios de deuda desde que cayó en suspensión de pagos por unos 100.000 millones de dólares en 2002, pese a la reestructuración del 76 por ciento de esos títulos tres años después.

El Gobierno acude habitualmente a entidades públicas superavitarias, como el ente estatal de pensiones y el oficial Banco Nación, para obtener fondos y cancelar deuda.