Turismo

La menor llegada de turistas araña un 17% de ingresos a las cadenas hoteleras

La menor llegada de turistas ha pasado factura a los ingresos de explotación de los hoteles, que se han recortado un 17% respecto a 2008, según las primeras estimaciones de la patronal Cehat. La caída en la ocupación se ha intentado mitigar con una bajada de precios del 15%. Los empresarios temen que las tarifas no se recuperen al menos en dos años.

En los siete primeros meses del año, España ha recibido 3,5 millones de turistas menos que en 2008 y las primeras estimaciones apuntan a que se puede llegar a un recorte de cinco millones a finales de año. Este deterioro se ha transmitido de forma inmediata a la ocupación, que ha caído a un ritmo de 60.000 pernoctaciones al día, y a los ingresos de las cadenas hoteleras.

Según la primera estimación de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), las cuentas de resultados de las principales cadenas hoteleras, ya sean grandes enseñas o de particulares, se han visto mermadas una media de un 17% por el recorte en la llegada de turistas, fundamentalmente de Reino Unido y Alemania, los dos principales mercados emisores, y por la bajada de precios que han tenido que abordar para evitar una fuga masiva de turistas. Joan Molás, presidente de Cehat, reconoce que el descenso de tarifas se ha situado en una media del 15% y eso ha servido para mantener los niveles de ocupación cercanos al 80% durante agosto. Sin embargo, muestra su preocupación porque la recuperación de precios se puede demorar, al menos, dos años. "La vuelta a las tarifas de anteriores años se producirá con toda seguridad cuando se recuperen Alemania y Reino Unido, algo que no parece que vaya a pasar a corto plazo", señala.

Esta bajada de precios, a juicio de Molás, no debe convertirse en el único instrumento para luchar contra la menor llegada de turistas. "No debemos entrar en la lucha por precio. Esta etapa de crisis nos ha obligado a perder competitividad, pero no podemos hacer del descuento el único incentivo. Recuperar la tarifa original nos va a costar mucho tiempo, más aún en escenarios que se presentan claramente inflacionistas", apunta.

Los empresarios prevén que la tarifa no se recuperará al menos en dos años

Las perspectivas para lo que resta de año no son mucho más optimistas. El presidente de Cehat augura que un gran número de establecimientos va a adelantar el cierre de la temporada alta ante la falta de ocupación. "Tradicionalmente finalizaba a finales de septiembre o en el Puente del Pilar y este año un gran número de establecimientos echarán el cierre ya a mediados de septiembre", reconoce Molás, quién tiene depositadas grandes esperanzas en el desarrollo de los programas de viajes del Imserso y del programa "Turismo Senior", para atraer turistas mayores de 55 años de la Unión Europea en temporada baja.

Respecto a los viajes del Imserso, Molás apunta que el año pasado se cubrieron un millón de plazas y que hubo peticiones para dos millones de plazas. Para este año, el Ejecutivo ha ofertado 1,2 millones de plazas, que probablemente serán cubiertas, según Molás, a las que se unirán las 80.000 incluidas en el programa de Turismo Senior.

Este programa, que se desarrollará de forma experimental entre octubre y abril en Baleares y Andalucía, prevé atraer a turistas mayores de 55 años de la Unión Europea, excepto los procedentes de Reino Unido, Alemania, Suecia, Estonia, Letonia y Lituania, a los que se les dará una subvención de entre 100 y 150 dólares por persona. En función de los resultados, este programa podría extenderse al resto de las comunidades autónomas.

Los grandes grupos crecen fuera de España

Con un panorama sombrío en cuanto a la evolución de la demanda, las grandes cadenas españolas están centrando su expansión en el extranjero. Molás está convencido de que hay determinadas zonas en España donde no cabe un incremento de la oferta hotelera. Ayer mismo Sol Meliá, el primer grupo español, anunció que inaugurará el próximo mes de octubre un hotel de cuatro estrellas de nueva construcción en Dusseldorf (Alemania), que supondrá el segundo establecimiento en el país de la marca de la compañía. "Sorprende ver la gran presencia de enseñas españolas en muchos países del mundo", dijo ayer Molás. Este establecimiento está orientado al público de negocios. El Meliá Dusseldorf cuenta con 201 habitaciones. La cadena eleva así a 20 los establecimientos que opera en Alemania (10 con la marca Tryp, 8 son Innside y dos Meliá).

Por su parte, Eurostars Hotels ha abierto su primer hotel en Munich, el Eurostars Grand Central, de cuatro estrellas y que supone el segundo establecimiento de la cadena perteneciente al Grupo Hotusa en Alemania. En total, Eurostars cuenta con 52 establecimientos distribuidos en 10 países europeos y tres americanos.

El Eurostars Grand Central dispone de 247 habitaciones. Además de la marca Eurostars Hotels, la división de hoteles de explotación directa de Grupo Hotusa engloba otros 35 establecimientos en España, Austria, Italia, Alemania, Inglaterra, entre otros países.

las cifras

80% ha sido el nivel de ocupación en los principales destinos en agosto.

1,2 millones de plazas se van a ofrecer en el programa del Imserso para 2009.

150 euros es la subvención que se va a dar a los turistas europeos dentro del programa Turismo Senior.