Datos de la AEB

La banca extranjera en España entra en pérdidas en el primer semestre

Los bancos extra-comunitarios que operan en España obtuvieron unas pérdidas conjuntas de 32,1 millones de euros en el primer semestre, frente a las ganancias de 27,05 millones que tuvieron en el mismo periodo de 2008, según los últimos datos de la Asociación Española de Banca (AEB).

Este grupo de bancos, integrado por Credit Suisse, JP Morgan, Bank of America, Bank of Tokyo Mitsubishi, Banco de la Nación Argentina, Deutsche Bank Trust Company Americas, Banco do Brasil y Citibank, había logrado mantener las ganancias hasta el primer trimestre del año.

Así, las pérdidas conjuntas acumuladas hasta junio demuestran que su negocio ha evolucionado peor durante el segundo trimestre que el de los bancos españoles, que a pesar de reducir sus ganancias por el aumento de las dotaciones para insolvencias han logrado mantener unas abultadas cifras de beneficio neto.

Diferencias sustanciales entre entidades

En cualquier caso, las diferencias de resultados de estos bancos extranjeros son sustanciales, ya que mientras por ejemplo JP Morgan ha logrado casi triplicar su resultado hasta los 7,8 millones de euros, Citibank registró una pérdida de 24 millones frente a la ganancia de 251.000 euros de un año antes.

Además, a la hora de analizar estos resultados conviene no olvidar que las entidades extranjeras citadas no suelen presentar una tendencia estable en sus cuentas, ya que su actividad depende, en buena medida, de los negocios que realicen en España las empresas de sus países de origen.

Durante el primer semestre, de los ocho bancos, tres entraron en pérdidas y el resto mantuvo ganancias, aunque en general de manera más moderada que un año antes.

Fruto de su actividad, los ocho extranjeros alcanzaron un margen de intereses conjunto -diferencia entre gastos por créditos e ingresos por depósitos- de 44,25 millones de euros, un 14,5% más que los 38,6 millones de euros de un año antes.

Además, ingresaron 33,37 millones de euros en comisiones por la venta de productos y servicios a sus clientes, frente a los 31,20 millones de un año antes, lo que llevó a un margen bruto de 48,47 millones de euros, el 32% menos que hasta junio de 2008.

En cuanto a los gastos, estas entidades destinaron 22,25 millones a pagar a su personal, el 8,6% menos, y otros 12,68 millones a gastos generales de administración, el 7% menos, cantidades que una vez restadas al margen bruto arrojaron un resultado de explotación -el que mide más fielmente la evolución de la actividad típica bancaria- de 372.000 euros, el 98% menos.