Acuerdo

Vips se queda con el café de Starbucks en la Península

El grupo vende a cambio el 50% de la empresa que tenía en Francia.

El Grupo Vips anunció ayer que a partir del próximo día 30 -fecha en la que se prevé cerrar la operación- será el dueño y señor del negocio de Starbucks en España y Portugal al haber alcanzado un acuerdo con la sociedad Starbucks Coffee, con la que mantenía una joint venture al 50% desde octubre de 2001. La empresa conjunta, que se extendió en 2004 a Francia y el año pasado a Portugal, quedará ahora disuelta y permitirá al grupo que preside Plácido Arango García-Urtiaga convertirse en el socio licenciatario de Starbucks en exclusiva para toda la Península Ibérica.

La operación, de la que ninguna de las partes ha querido desvelar datos económicos, implica la venta del 50% que el Grupo Vips mantenía sobre la cadena de venta de café en Francia, que quedará ahora en su totalidad en manos de Starbucks Coffee.

En una nota conjunta ambas compañías señalan que el acuerdo alcanzado tiene por objeto optimizar la eficiencia y la rentabilidad y, según Plácido Arango, "potenciar el desarrollo de la marca Starbucks en España y Portugal a largo plazo, centrando nuestros esfuerzos y dedicando nuestros recursos a nuestro mercado natural, que es la Península Ibérica".

A pesar del nuevo escenario que supone el cambio de la composición accionarial, tanto en el caso de Francia como en el de España y Portugal se mantendrá el mismo equipo directivo, liderado por Philippe Sánchez y Álvaro Salafranca, respectivamente.

Un acuerdo iniciado en 2001

La asociación entre el Grupo Vips y Starbucks comenzó en octubre de 2001 con la firma de una joint venture. El acuerdo enseguida dio lugar a la apertura de las primeras tiendas en Madrid y Barcelona a lo largo de 2002, a las que siguieron más tarde Sevilla y Valencia. En la actualidad hay más de 75 locales repartidos entre estas cuatro ciudades con más de 900 empleados.

En el caso de Francia, el Grupo Vips abrió junto a Starbucks sus primeros establecimientos en enero de 2004, y en la actualidad ya cuenta con más de 50 tiendas y con alrededor de 800 empleados.

Mientras en Portugal, que es el mercado más reciente, la primera cafetería se abrió en septiembre del año pasado y en estos momentos hay cuatro establecimientos todos ellos ubicados en la ciudad de Lisboa, con un total de 65 empleados.

El consejero delegado de Starbucks Coffee en España y Portugal, Álvaro Salafranca, aseguró ayer que la decisión del Grupo Vips de hacerse con el 100% del mercado ibérico es "la consecuencia lógica de estos años de trabajo conjunto y una firme y positiva apuesta por el crecimiento de la marca a nivel local".

Además del control del 100% del negocio operativo de Starbucks para España y Portugal, el Grupo Vips desarrolla otras 16 marcas como Vips, Ginos, The Wok, Tío Pepe y TGI Friday's con las que suma más de 400 establecimientos. La compañía, que comenzó su andadura en Madrid con la apertura de un Vips en año 1969 y que en la actualidad atiende diariamente a más de 150.000 clientes, cerró el pasado ejercicio con una facturación superior a los 455 millones de euros.