Motor

Las matriculaciones se mantienen estables después de 15 meses de caída

El Plan 2000E sigue mostrando efectos positivos sobre las ventas de vehículos. En agosto se matricularon 58.510 turismos, sólo 20 menos que los que salieron a la calle en mismo mes de 2008. La cifra supone un cambio en la tendencia de 15 meses de caídas consecutivas. Las ventas acumuladas entre enero y agosto suman 599.808 unidades, el 32% menos.

El mes de agosto no suele dar alegrías a los fabricantes y vendedores de turismos porque el mercado se retrae en un periodo que para muchos es de vacaciones. Pero este año la tendencia ha sido la contraria y después de 15 meses consecutivos de caídas, las ventas se han mantenido similares a las de agosto del año pasado.

Después de las fuertes reducciones en las ventas de turismos a lo largo del año, que llegó a ser del 45,5% en el mes de febrero, la entrada en vigor el pasado mayo del Plan 2000E ha moderado las caídas de ventas en junio (-38%) y en julio (-34,3%) hasta dejarlas invariables en agosto frente al mismo mes del año pasado. Así, el acumulado en los primeros ocho meses del ejercicio muestra una moderación en la bajada, situándose en un descenso del 32%, con un volumen de casi 600.000 unidades.

Las ventas a particulares crecen el 19%

Las ventas de coches a particulares son las que han tenido un mejor comportamiento, con un crecimiento del 19,3%. Algo que celebran desde Facua y Ganvam, que no olvidan que este segmento es el responsable de entre el 60% y el 70% de las matriculaciones. Peor comportamiento están teniendo las compras por parte de empresas de alquiler y de compañías para renovar sus flotas. Fuentes de Facua achacan la falta de recuperación del mercado de alquiler a las dificultades que sufren estas empresas para encontrar financiación.

Otra muestra de los efectos beneficiosos del Plan 2000E (que acabará en mayo de 2010 o cuando consigan venderse 200.000 unidades, de las que ya se han matriculado unas 60.000) queda de manifiesto a la hora de analizar el tipo de vehículos más demandados. Aquellos con emisiones de hasta 149 gramos de CO2 por kilómetro son los que muestran una evolución más positiva, con un alza del 31,9% en agosto. Además, el diésel acapara el 70% del mercado, mientras que la cuota de los coches de gasolina se situó en el 30%.