Deuda

Fich pone en vigilancia el 'rating' de Accor ante su posible escisión

Fich situó hoy en vigilancia el 'rating' 'BBB-' del grupo hotelero francés Accor, después de que éste entrara en pérdidas en el primer semestre del año, con un saldo negativo de 150 millones de euros, frente a unas ganancias de 310 millones de euros en el periodo anterior, y sin previsión de mejora para lo que queda del año.

En una nota, la agencia indicó que la calificación de la cadena hotelera refleja el anuncio realizado ayer por la compañía, cuyo consejo de administración está estudiando, a petición a propuesta del presidente del grupo, Gilles Pélisson, proceder a la separación de Accor en dos aéreas de negocio, ante la mejor evolución de los servicios prepago frente a la actividad hotelera.

Según un analista de la firma en París, de completarse la división en dos entidades independientes con su propia estrategia y sus propios recursos, el funcionamiento de la compañía y de su estructura de capital del grupo sufriría "un cambio fundamental" en el perfil del crédito de la hotelera. Pese a ello, "la incertidumbre sobre este proceso y su gestión para la supervivencia del grupo no está asegurada", advirtió.

Desde la agencia, se destaca que aunque ambas aéreas no comparten sinergias reales sus características financieras son complementarias y han sido un factor positivo en la apreciación del crédito del grupo.

Al respecto, Fich considera que el negocio de las tarjetas prepago tiene un "alto margen de entradas de capital" y un "mayor potencial de crecimiento", especialmente en Latinoamérica, frente al negocio hotelero "mucho más cíclico" por naturaleza. No obstante, señaló el sólido reconocimiento de la marca en mercados emergentes.